Amor por el Guru: Servicio y Compromiso

Por Su Divina Gracia, Om Viṣṇupād
Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj,
Hablando con los devotos en Caracas, Venezuela,
8 de Diciembre 2014

Hoy es un día muy auspicioso. Mañana es el día de la aparición de nuestro querido Gurudev, y hoy es el día adhivas. Estamos muy ocupados aquí arreglando el festival.

Somos afortunados que todos los años, este día llega en nuestra vida. Cada año esperamos a que llegue este día, y debemos comprometernos. Estamos organizando la celebración del festival de Gurudev y consiguiendo cada vez más entusiasmo y energía para el servicio a la misión de Gurudev. Lo que Gurudev nos ha dado es inconcebible—si lo toman correctamente y siguen sus instrucciones, sus consejos, entonces no habrá ningún obstáculo en su vida espiritual.

Llegaran muchos obstáculos, pero todo será eliminado de nuestro camino por la misericordia de Gurudev, porque Gurudev siempre está con nosotros. Incluso si nos olvidamos de todo, pero si recordamos a nuestro Guru, entonces todo se armonizará y todo estará bien por la misericordia de Gurudev.

দীক্ষাকালে ভক্ত করে আত্মসমর্পণ ।
সেইকালে কৃষ্ণ তারে করে আত্মসম ॥

diksa-kale bhakta kare atma-samarpana
sei-kale krsna tare kare atma-sama
(Śrī Chaitanya-Charitāmṛta, Antya-līlā, 4.192)

En el momento de la iniciación, cuando un devoto se entrega totalmente al servicio del Señor, Kṛṣṇa Le acepta como no diferente de Sí Mismo.

Nuestro deber no es sólo tomar iniciación. La iniciación es una formalidad, si tomamos iniciación y no seguimos las instrucciones de Gurudev, si no sirven a Gurudev, ¿cuál es el uso de tal iniciación? Ninguno. Es como ir a un médico, pero no seguir la prescripción del médico y no tomar la medicina.

Siempre estamos ocupados en nuestros propios intereses, en nuestro propio disfrute, pero debemos entender: ¿a quién amamos más, a nuestro Guru o a nosotros mismos? Esto es esencial. Debemos realizar esto en nuestro corazón. Si amamos más a nuestro Guru, entonces debemos servir más, tenemos que brindar más tiempo para nuestro Guru.

No hemos venido a los pies de loto de Gurudev para nuestro propio disfrute, vinimos a servir, a servir a la misión de nuestro Gurudev. Esta debe ser nuestra forma de pensar. Si no podemos ocuparnos correctamente en el servicio a nuestro Guru, esta vida, este cuerpo humano es inútil, estará desperdiciado. Entonces, ¿para qué vinimos? Tenemos muchos instrumentos—piernas, manos, boca, etc. —y debemos usarlos. Tenemos que pensar que tenemos todos estos instrumentos para el servicio al Guru, a los Vaiṣṇavas, y a la misión del Guru.

Nuestro Gurudev nos da mucho, pero ¿cuánto podemos dar a nuestro Guru? Siempre tomamos de nuestro Guru—tomamos más de lo que damos, pero este no es el deber de un discípulo. El deber de un discípulo es dar siempre a su Guru, no tomar. Servir con el corazón y el alma.

Gurudev dijo: “¡Cuánto me está dando mi Guru Mahārāj! Me esperó durante treinta años para darme este templo. Yo había estado siempre nadando en Māyā, pero él me sacó y me dio este tipo de servicio”. Gurudev dijo esto acerca de su Guru Mahārāj. Por lo tanto, debemos seguir las instrucciones de Gurudev para nuestro propio beneficio espiritual.

Cuando Gurudev iba a abandonar su cuerpo, me dijo específicamente en ese momento, “Uno va de puerta en puerta, de casa en casa para llevar a la gente al templo, y me fui a países extranjeros muchas veces durante tantos años, pero ¿cuánta gente sigue la conciencia de Kṛṣṇa? ¿Cuántas personas vienen a nuestra línea apropiada y hacen servicio? ¿Qué porcentaje de la gente puede rendirse correctamente?—Nadie, solo unos pocos. Por eso, como Śrīla Śrīdhar Dev-Goswāmī Mahārāj escribió en sus libros, hay emoción y hay devoción. Cuando nos unimos a un templo, pensamos, “¡Oh!, él o ella tiene tanta devoción!”. A veces alguien llora tanto por Kṛṣṇa, por el Guru, pero no es devoción apropiada—es emoción.

Pueden leer en el Chaitanya Bhāgavat, el capítulo 16 del Ādi-khaṇḍa, sobre Śrīla Haridās Ṭhākur. Él cantaba y experimentaba mucho éxtasis—se ponía a llorar y a rodar por el suelo. Al verlo, un brāhmin pensó: “Este Haridās Ṭhākur tiene muchos seguidores porque se comporta de esa manera. Si lo hago así también, todas las personas me respetarán y me seguirán”. Era un dhanga vipra, un pretensioso, un imitador. Copió el comportamiento de Haridās Ṭhākur, y Anantadev vino dentro de su cuerpo y lo golpeó tanto que él se escapó.

Debemos pensar en esto: ¿somos un sādhu o sólo usamos el vestido de un sādhu? ¿Nos hemos vuelto un Vaiṣṇava o sólo llevamos el vestido de un Vaiṣṇava? ¿Practicamos apropiadamente o fingimos y mostramos falsa renuncia?. Eso debemos preguntarnos.

Pregunta: ¿Qué es verdadero amor por Śrī Guru?

Verdadero amor por Śrī Guru es seguir la instrucción de Gurudev.

Poco después que me uní al templo, estaba preparando un gran festival para el día de la aparición de Gurudev. Era 1993. Antes se hacía una invitación, pero no escribían “Guru Pūjā Mahāmahotsav”, escribían “Āchārya Abhivandan Mahāmahotsav”. Yo imprimí “Vyasa Pūjā Mahāmahotsav”, y Gurudev estaba muy feliz. Cuando le mostré la invitación para su Vyasa Pūjā, preguntó quién lo había impreso, y le dije que fui yo. Había un error en la invitación, y Gurudev dijo: “Mis hermanos espirituales pueden escupir en mi boca, pero tú eres mi discípulo, por lo tanto, debes escribirlo correctamente”. Me mostró cómo corregirlo, pero estaba feliz. Los errores son inevitables, ellos vendrán, pero yo estaba tratando de establecerlo, establecer su servicio, y él era feliz conmigo.

Después de eso, para el Vyāsa Pūjā del año siguiente, en 1994, decoré el lugar de su residencia, el Āchārya Bhavān, con luces y otras cosas. Cuando algunos de sus hermanos espirituales vieron mucha decoración, se quejaron con Gurudev de que yo estaba gastando demasiado dinero. Gurudev me dijo: “¿Por qué estás poniendo luces en mi cuarto? ¿Por qué no pones pintura negra?”. Me regañó, pero era amor y afecto, porque le gustaba lo que estaba haciendo. De esta manera yo conquisté el corazón de Gurudev—esto no sucedió en un solo día.

Cuando yo llegué, Gurudev me dijo: “No debes dejar Nabadwīp, ni siquiera una noche”. A veces Gurudev me llamaba a Kolkata, y yo iba por la mañana y después de tomar la cena me regresaba a Nabadwīp a las diez de la noche. Gurudev me preguntó: “¿Por qué te vas tan tarde en la noche?”. Le dije: “Gurudev, usted me dijo que no dejará Nabadwīp, ni siquiera una noche”.

Si Gurudev te dice algo, debes seguirlo, entonces Gurudev confiará en ti, y así habrá amor y afecto. Gurudev tiene mucha carga, muchas cosas que atender. Si te da alguna responsabilidad, y tú lo sigues, cuidas esa responsabilidad, entonces tomas parte de su carga. Esto es esencial para servir al Guru.
******************************

Traducción: Mohita Kṛṣṇa Dās
Rohini Nandana Dās
Corrección: Ānanda Kṛṣṇa Dās
Publicado originalmente: http://scsmathinternational.com/guidance/2014/SAchM-141207-LoveForGuru-S...

Tags: 

Contenido relacionado: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos