Aparición del Señor Jagannath

Por Su Divina Gracia, Om Viṣṇupād
Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj
Hablando con los devotos de San José
18 de Agosto 2013

Anteriormente, Jagannath, Baladev, Subhadra eran un Vishnu - o Narayan-murti, y Su nombre era Nil-Mādhav. Él era servido a unos cien kilómetros de Puri por un savar llamado Vishvavasu. (savar significa una persona de casta muy baja. Por ejemplo, han oído hablar de las personas que viven en los bosques del Amazonas - savar es algo así como ellos).

"Yo quiero servir al Señor"

Una vez, Indradyumna, el rey de Orisha, tuvo un deseo muy fuerte en su corazón, pensó, "Soy el rey - tengo una reina, tengo un reino, pero no puedo servir al Señor apropiadamente..." Este deseo era muy fuerte en su corazón, él pasaba pensando en servir al Señor, y un día hubo un sonido desde el cielo (akash-dhvani), el Señor Mismo le dijo al rey, "Oh Indradyumna, tú estás buscándome , deseas servirme , pero Yo no estoy muy lejos. Estoy siendo atendido aquí por un devoto, no voy a decirte su nombre. Tú deberás encontrarme - también deseo ir contigo porque mi sirviente me da solamente comida del bosque, solo papas dulces, pero Yo quiero un buen prasadam, quiero raj-bhog (comida opulenta)! " Al oír el mensaje, el rey se puso muy feliz", Tengo que averiguar dónde vive!"

El rey tenía muchos ministros y soldados - primero envió algunos hacia el Norte, "Vayan al Norte y busquen dónde está el Señor!" pero no encontraron nada; entonces los envió hacia el Oeste, pero allí tampoco no pudieron encontrar al Señor y regresaron; luego, los envió hacia el Sur, pero de nuevo, no encontraron nada. El rey estaba muy desesperado. Por último, le dijo a su primer ministro Vidyapati, "Vidyapati! El Señor me dijo que vivía en algún lugar cercano, y esto es verdad, es un hecho, lo he oído con mis propios oídos. Tienes que ir y encontrarlo."

"¿Por qué te vas? Por favor, quédate!"

Vidyapati ofreció sus obediencias al lado Este (el Este es considerado un lado muy auspicioso), y partió en esa dirección. Estaba caminando y caminando y de repente, en medio de tanta selva y bosque, vio una casa en una colina, y cerca de la casa había una chica muy hermosa. Estaba sola allí, y Vidyapati estaba muy sorprendido, "Una chica! Sola en la selva! No debo estar aquí, tengo que ir a otro lugar!" Se dio la vuelta para marcharse, pero la chica lo llamó, "Oh Prabhu, ¿a dónde vas? Has llegado a mi casa, y pareces un brahmán. Nosotros somos savar, pero no tomarás algo de prasadam aquí? No vas a quedarte?" Vidyapati dijo de inmediato: "No, no. Tú eres una chica joven, aquí sola, y yo también soy joven y solo - cómo podría quedarme aquí? No se ve bien. Y si tu padre viene, me puede golpear. Esto no está bien." (El nombre de la chica era Lalita.) Lalita dijo, "No, no, si no te quedas aquí, mi padre me pegará porque no pude servir a un joven brahmán apropiadamente. Por favor, debes quedarte." Entonces, de repente su padre llegó a la casa y dijo: "Ella tiene razón. ¿Por qué te vas? Soy un savar, mi casta es inferior a la tuya, pero es mi deber servir a un brahmán. Por favor, quédate."

Así, Vidyapati, el primer ministro del rey Indradyumna, se quedó en esa casa. Permaneció allí durante bastante tiempo. Poco a poco, Lalita se enamoró de él, él también se enamoró de ella, así que se casaron y se convirtieron en esposo y esposa.

Vidyapati era en realidad un guptachar (গুপ্তচর, un agente enviado a buscar algo en secreto, como el FBI, o CBI en la India) - él fue en realidad allí porque estaba buscando al Señor, no fue allí para casarse o algo así. Entonces, con el tiempo notó que el padre de Lalita (su suegro) iba a algún lugar todos los días - salía en la mañana y volvía por la noche; pero cuando regresaba, había mucho olor agradable que salía de su cuerpo: incienso, aguru (madera de agar, o de áloe), sándalo, etc. Estaba sorprendido, "A dónde va este hombre todos los días?"

"Muéstrame el camino"

"Lalita", le preguntó a su esposa un día, "puedes decirme dónde va tu padre todos los días?"

"Mi padre va a adorar a una Deidad... Él va por la mañana y regresa por la noche."

"Puedes preguntarle si me puede mostrar dónde está esa Deidad?"

"Puedo preguntarle, pero es confidencial... Tú eres mi esposo, así que puedo preguntarle a mi padre, pero no sé si te permitirá," respondió Lalita.

Por la tarde, le preguntó a su padre,

"Padre, mi esposo Vidyapati se dio cuenta de que vas a algún lugar todos los días, él sintió el aroma agradable que viene de ti. Me preguntó adónde fuiste y le dije la verdad. Le dije que ibas a adorar una Deidad."

"Se lo has dicho?!"

"Sí, lo hice..."

"Has hecho un gran error! Has hecho mal!" Vishvavasu se enojó, "Yo voy allí en secreto porque sé que la Deidad quiere irse, y tengo miedo de que alguien venga y se lleve a la Deidad lejos..."

Vishvavasu quedó muy perturbado, pensó: "Tal vez debería matarlo hoy... Sí, cuando llegue la noche, lo mataré!" Pero la Deidad no quería esto, así que cambió de opinión: "No, no voy a matar a nadie, sería una ofensa..." Al final, le dijo a su hija: "Está bien, puedes decirle a tu marido que puede venir conmigo, pero yo no le mostraré el camino. Voy a cubrir sus ojos con un paño negro y lo llevaré allí."

Lalita le dijo a Vidyapati lo que su padre había dicho, y Vidyapati le dijo: "Voy a ir, está bien, pero necesito conocer el camino para llegar hasta allí..." Entonces Lalita dijo: "Mi padre puede engañarte, pero tú eres mi esposo y yo no puedo engañarte. Tengo una idea. Cuando camines detrás de mi padre como un hombre ciego, él te llevará de la mano, pero te daré algunas semillas de mostaza, y puedes tirar las semillas en el camino detrás de mi padre hasta el destino, el lugar de la Deidad. Cuando las semillas crezcan, vas a entender cuál es el camino por los árboles de mostaza". (Ella le dijo un muy buen plan a su marido.)

Entonces, Vishvavasu cubrió los ojos de su yerno, Vidyapati, y lo llevó hasta la Deidad. En el camino, como había sugerido Lalita, echó las semillas de mostaza, una por una en la tierra, y Vishvavasu ignoraba lo que estaba sucediendo detrás de él. Luego, llegaron al lugar, Vishvavasu descubrió sus ojos, y Vidyapati vió a la Deidad. Ofreció obediencias, y después de eso, Vishvavasu volvió a tapar sus ojos y lo llevó de regreso.

Después de un tiempo, llovió durante tres o cuatro días y las semillas comenzaron a crecer. Algunos días más tarde aparecieron los árboles de mostaza y cuando se volvieron grandes Vidyapati en secreto fue al lugar de la Deidad solo para ver si podía encontrar el camino. Él encontró fácilmente el camino y estaba contento, "He encontrado dónde está la Deidad!"

El camino de regreso

Vidyapati regresó con su esposa Lalita y le dijo: "He estado aquí con ustedes durante muchos días, pero también tengo madre y padre, tengo que ir a verlos. Voy a volver en unos pocos días." Lalita dijo: "Muy bien, puedes ir..."

Vidyapati regresó a Puri y le contó todo al rey Indradyumna. El rey se puso muy feliz y muy emocionado, "¿Dónde está? Tengo que ir allí!" Llevando a todos sus soldados, elefantes y caballos, Indradyuma fue a tomar a la Deidad, pero Vishvavasu no le permitió tomar a la Deidad, así que los soldados del rey lo arrestaron. La Deidad estaba muy infeliz, "Has arrestado y puesto a Mi sirviente en la cárcel! Esto no está bien! Cuando vengas, deberás venir de una manera humilde. No iré ahora! Primero libera a Mi sirviente - él puede ser un savar, pero me ha servido durante muchos años, y tú lo arrestaste, eso está muy mal. Primero libéralo de la cárcel y haz un templo para Mí, entonces voy a ir. Y voy a ir Yo mismo - no es necesario que me lleves!"

Entonces, el rey Indradyumna hizo un gran templo para el Señor (que es el mismo templo de Jagannath que muchos de ustedes han visto en Puri), y comenzó a esperar. Esperó y esperó, pero la Deidad no vino. Pensó: "La Deidad dijo que vendría, pero no ha venido..." Un día, la Deidad se le apareció en sueños y le dijo, "Estoy llegando por el mar. Yo llegaré al lugar llamado Chakra-tīrtha. Ve allí, pero no con tus soldados, elefantes y caballos. Sólo tres personas deben ir - tú, mi sirviente anterior Vishvavasu, y tu ministro Vidyapati que fue el primero que me encontró de tu parte. Yo voy a llegar como tres pedazos de madera..."

"Cómo llevarla? ¿Cómo esculpirla?"

Por lo tanto, los tres fueron allí a la orilla del mar y vieron tres trozos de madera que vinieron del mar. La madera era muy pesada, y el rey pensó: "¿Cómo los llevaremos? Es muy pesado!" Pero tan pronto como tocó la madera, se volvió muy ligera, como la espuma. Ellos recogieron las Deidades y las trajeron a la sala de las Deidades en el templo.

Eran sólo tres pedazos de madera, así que ahora era necesario hacer la Deidad. ¿Cómo hicieron a la Deidad? El rey invitó a un carpintero (murti-walla). El carpintero fue al templo con sus martillos y todas las otras herramientas, pero apenas tocó la madera con sus herramientas, las herramientas se rompieron. El rey entonces continuó empleando un carpintero tras otro, pero cada vez tan pronto como sus herramientas tocaban la madera, las herramientas se rompían. El rey no sabía qué hacer, "Cómo hacer a la Deidad? Es imposible!" Entonces la Deidad Misma le dijo al rey: "Uno de Mis sirvientes irá contigo, su nombre es Vishvakarma. A tí no te va a gustar y nunca le escogerías porque parece muy viejo, pero deberás permitirle hacer a la Deidad, él podrá hacerlo."

De modo que un día vino un anciano ante el rey y le dijo:

"Su Majestad, si usted me da su permiso, puedo tratar de hacer a la Deidad..."

"Sí, sí, puedes hacerlo", respondió el rey.

"Pero tengo una condición..."

"¿Cuál es?"

"Tienes que mantenerme en la sala de las Deidades, cerrar la puerta desde fuera, y no abrirla por veintiún días. Después de veintiún días podrás abrir la puerta."

"Sí, no hay problema," aceptó el rey.

Entonces, el viejo y sus herramientas fueron llevados a la sala de las Deidades, y la puerta fue cerrada con llave desde el exterior. Cada día, dos o tres veces, el rey Indradyumna y su esposa Gundicha Devi iban a la puerta y podían escuchar algún sonido procedente de la habitación, "Tuk-tuk-tuk!" por lo que entendían que el trabajo continuaba. Después de quince días, sin embargo, cuando ambos fueron a la puerta no escucharon ningún sonido. Ellos pensaron: "¿Y si el hombre ha muerto? La sala del templo se volverá inauspiciosa... ¿Qué pasará? El hombre dijo que no abran por veintiún días, pero el hombre es tan viejo, …y si murió antes de eso?... ¿Cómo es posible esperar entonces?" Cuando finalmente abrieron la puerta, vieron que no había nadie en el interior, sólo tres Deidades estaban allí en la habitación, incompletas - No tenían las manos o las piernas apropiadas, etc.

"Yo soy Baladev, Yo soy Subhadra, Yo soy Jagannath"

Esa misma noche, las Deidades se aparecieron al rey en un sueño y le dijeron: "Yo soy Baladev, Yo soy Subhadra, Yo soy Jagannath. Así es como vamos a rescatar a todo el mundo, a todo el planeta. Pero tenemos tres condiciones. Primero, debes declarar que este es Mi templo, que pertenece a todos los devotos, no es un templo personal de nadie. Segundo, Mi templo sólo se cerrará durante tres horas (se va a cerrar a la 1 en punto y abrirá a las 4 por la mañana) - estará abierto por veintiuna horas para todos. Tercero, deberás ofrecerme cincuenta y seis tipos de bhog - aunque no tengo manos, he venido aquí por raj-bhog, siempre estoy hambriento, por lo que deberás ofrecerme cincuenta y seis tipos de bhog. Estas son Mis condiciones".

Así es como aparecieron Baladev, Subhadra, Jagannath.
· · • • • · ·

Traducido por: Mohita Krishna das
Publicado originalmente en: http://scsmathinternational.com/guidance/2013/130818-AppearanceOfLordJag...

Tags: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos