Benefactores

 Por Su Divina Gracia, Om Vishnupad

Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Vijayawada, Andhra Pradesh

7 de Enero 2019, parte 2

 

 También deberían entender esto. Ustedes viven en Vijayawada, donde hay tanta gente que trabaja y trabaja todo el día, desde la mañana hasta la noche, solo por un poco de felicidad - para comer, dormir y disfrutar; las personas siempre están ocupadas pensando en su felicidad temporal, en mantener una buena salud, en sus cuerpos, pero no piensan en su verdadero ser, solo hay pocas personas que siguen la conciencia de Krishna, solo unas pocas personas piensan en su propio beneficio.

Ya he venido antes aquí dos o tres veces, y algunos devotos se rindieron a Gurudev, al Señor. Han llegado a la conciencia de Krishna, y su deber no es solo cantar el Santo Nombre para ustedes mismos; no solo deben conservar la riqueza que han obtenido de su Guru, la riqueza que han obtenido de la buena asociación de los sadhus y los Vaishnavas para ustedes mismos, sino que también deben distribuirla.

A veces, cuando vayan a distribuir estas cosas, los karmis, otras personas no querrán escucharles, les dirán otras cosas, les dirán cosas malas, pero eso también es bueno para ustedes porque a través de eso se volverán más humildes, más tolerantes y aprenderán a dar honor a los demás. Los demás pueden hacer lo que quieran, pero ustedes harán su trabajo - distribuirán la riqueza, la propiedad que tienen de su Guru. Deben informar acerca de esa propiedad a sus amigos y simpatizantes.

Ayer les hablé acerca de Om Vishnupad Srila Bhakti Hriday Bon Maharaj, un acharya del Chaitanya Math. Él era uno de los sannyasis más importantes en la época de Srila Prabhupad Bhakti Siddhanta Saraswati Thakur (solo había unos pocos sannyasis en ese momento; solo veintidós sannyasis tomaron sannyas directamente de Srila Bhakti Siddhanta Saraswati Thakur, uno de ellos es también nuestro fundador acharya Srila Bhakti Raksak Sridhar Dev-Goswami Maharaj). Un día, este Sripad Bon Maharaj fue a predicar y colectar poco a poco puerta por puerta en Calcuta. No conocía bien la ciudad, así que de repente apareció en una calle y solo cuando entró allí comprendió que se trataba de un callejón de prostitutas. Todas las prostitutas le dieron todo lo que pudieron - algunas le dieron diez rupias, unas cinco rupias, una rupia, dos rupias, etc. Sripad Bon Maharaj se puso muy tímido porque al principio no sabía qué lugar era y cuando entendió dónde estaba, pensó: "¡Qué gran ofensa he cometido! Todo mi bhajan, ¡lo que sea que haya hecho hasta ahora se ha ido!" Luego regresó con Srila Prabhupad Bhakti Siddhanta Saraswati Thakur. Ofreció sus obediencias a Srila Prabhupad y gritó: "¡Prabhupad, estoy arruinado! Hoy he cometido un gran error". Srila Prabhupad le preguntó: "¿Qué has hecho? Dime". Sripad Bon Maharaj le contó todo a Srila Prabhupad, y Bhakti Siddhanta Saraswati Thakur dijo: "Esto no es una ofensa. Yo estoy haciendo lo mismo que tú; si crees que hiciste mal, ¿también yo lo estoy haciendo mal? Yo envío a tantos brahmacharis y sannyasis con las personas que están apegadas al entorno ilusorio, es lo mismo. Esas mujeres hacen negocios con sus cuerpos, y estas personas también trabajan todo el día, no piensan en sí mismas. Es la misma cosa. Por lo tanto, no te has equivocado - recibiste dinero de las prostitutas y su dinero se utilizará en el lugar de las Deidades, se usará para el servicio de los Vaishnavas y las Deidades, y ellas obtendrán algún beneficio, algún sukriti a través de eso - esto les ayudará".

También hay una historia acerca del templo cuando Om Vishnupad Srila Bhakti Raksak Sridhar Dev-Goswami Maharaj tomó la segunda iniciación. Al igual que ayer también, Prabhu tomó la iniciación - hubo un sacrificio de fuego, y después de eso fue a mendigar. Cuando yo tomé la segunda iniciación y sannyas, también fui a mendigar, pero en ese tiempo, y en la época de Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj y Srila Prabhupad, se les dijo a los devotos que no pidieran dentro del templo; tenían que pedir casa por casa, puerta por puerta. Entonces, cuando Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj tomó la segunda iniciación, fue a mendigar y llegó a la casa de una dama viuda. Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj dijo: "Bhavati bhiksam dehi. Por favor, dame alguna donación". La señora estaba trabajando alrededor de su casa de barro, tal vez estaba limpiando el piso y dijo: "¡Estoy muy ocupada, no puedo darte nada!" pero Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj le dijo: "Por favor, esta es mi primera vez, fue mi iniciación de brahmana, debo recibir algo de ti". La señora se enojó aún más. Ahora la gente cocina con estufas de gas y eléctricas, pero en esos días usaban madera. Entonces, cuando la señora se enojó mucho, ¡tomó un poco de ceniza y se la dio a Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj!

Molesto, Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj regresó con Prabhupad Srila Bhakti Siddhanta Saraswati Thakur. Srila Prabhupad le preguntó: "¿Qué ha pasado? ¿Por qué lloras?" Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj dijo: "Nunca volveré a hacer colecta. ¡Una señora me ha dado cenizas!" Prabhupad respondió: "¡¿Por qué lloras?! Lo has hecho muy bien. ¡La señora te ha dado un poco de ceniza, puedes usarla para limpiar los platos de las Deidades, a través de eso la señora recibirá algo de sukriti!"

¿Qué pasó al día siguiente? Al día siguiente, esa señora vino con Prabhupad y le dijo: "Ayer vino donde mí un sadhu, pero en ese momento estaba ocupada y me enojé un poco. Le di cenizas y ahora me siento mal por eso. ¿Puedo ver a ese sadhu?" Prabhupad dijo: "Puede que esté cantando en la puerta, no sé dónde está. Puedes ir y buscarlo". La señora se dirigió a la puerta, pero no pudo reconocer a Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj; allí estaban muchos brahmacharis y sannyasis. Luego, le preguntó a alguien: "¿Sabes quién fue a mendigar ayer?" y la persona señaló a Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj, "Ese sadhu fue a tu casa". La señora se acercó a Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj y le pidió: "Por favor, perdona mi ofensa, cometí un error. Por favor, debes venir a mi casa, te daré algo". Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj respondió: "No puedo ir ahora, pero puedo ir por la tarde con algún brahmachari o sannyasi para hacer kirtan. No puedo ir solo ahora". La señora aceptó alegremente y se fue. Más tarde, ese mismo día, Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj fue a su casa con otro brahmachari y comenzó a hablar Hari-katha en su casa, y dio algunas conferencias. Cuando la señora escuchó todo, cuando supo cuál era el propósito de su vida, quedó muy impresionada. Uno o dos días después, ella vino otra vez con Prabhupad y le dijo: "¡Prabhupad, ya no quiero vivir en mi casa! Quiero quedarme aquí. Quiero dar mi casa para el servicio de los Vaishnavas y las Deidades. No quiero guardar nada, quiero darle todo a los sadhus". Prabhupad le dijo a Kunja Babu (el administrador del templo) y a Vinod Babu: "Ella quiere unirse al templo, pueden darle una habitación". A partir de ese momento, la señora se quedó en el templo y dio todo, su casa y su tierra, al templo. Todos le ofrecían respeto y la llamaban pishima (tía).

La buena asociación es lo principal. Para esto los sadhus les visitan. Shivji Maharaj le dijo a Parvati Devi: "¡Oh, Devi! Hay muchos gurus en este mundo que vendrán a quitarte tu propiedad y tu dinero, pero hay muy pocos gurus que vendrán para quitarte tu miseria material". Muchos gurus en este mundo toman su propiedad, toman su dinero, pero hay muy pocos gurus que pueden rescatar a las almas condicionadas de su posición mundana, del entorno material, que pueden sacarlas de su posición condicionada y llevarlas a una posición liberada, que pueden ocuparlas en el servicio de las Deidades - solo ese guru es un guru perfecto. Eso es lo más importante.

                                      — : • : —

 

 Publicado originalmente en inglés en: http://scsmathinternational.com/guidance/2019/190107-Benefactors.php

     Traducido por: Mohita Krishna das

 

Tags: 

Contenido relacionado: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos