Corazón Devocional

Por Su Divina Gracia, Om Viṣṇupād
Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj
Rusia
16 de Junio 2001

Ustedes pueden realmente obtener el resultado a través del servicio de Krishna...

En el tiempo de Mahāprabhu, había una señora viuda que vivía en la casa de Śrīvas Pandit, su nombre era Duhkhi (lit. "infeliz"). Mahāprabhu siempre iba a la casa de Śrīvas Pandit, y un día Śrīvas Pandit le dijo alegremente a esa señora, "O Duhkhi, por favor trae un poco de agua! Mahāprabhu está llegando y necesitamos un poco de agua para Su abhisekh, baño." Cuando Duhkhi oyó que Mahāprabhu venía y que iba a tomar un baño en esa agua, se puso muy contenta - ella llevaba el agua del Ganges y estaba llorando! ¿Qué hizo? Sólo a través de un pequeño servicio ella en realidad obtuvo a Mahāprabhu. Cuando Mahāprabhu vino a la casa de Śrīvas Pandit, Él le preguntó: "¿Cuál es tu nombre?" Ella dijo, "Mi nombre es Duhkhi (infeliz)." Mahāprabhu le dijo entonces, "¿Quién ha dicho que tu nombre es Duhkhi? Tu nombre no puede ser nunca Duhkhi. Desde hoy tu nombre será Sukhi (feliz)!" Así es como esa señora obtuvo a Śrīman Mahāprabhu a través de su servicio.

Otra vez, un sastre estaba cerca de la casa de Śrīvas Pandit. Cuando Mahāprabhu llegó a la casa de Śrīvas Pandit, Śrīvas Pandit comenzó a llamar a todos, "Por favor vengan a todos! ¿Quién está ahí? Por favor, vengan, vengan!" En ese momento el sastre llegó a la casa de Śrīvas Pandit y vio a Mahāprabhu. Se puso tan contento que dijo con una mente muy triste, "¿Por qué nací en una familia musulmana?! ¿Por qué no he nacido en una familia hindú? Si hubiera nacido en una familia hindú, podría servir a Mahāprabhu!" Con solo ver a Mahāprabhu ese sastre obtuvo a Mahāprabhu, obtuvo la misericordia de Mahāprabhu.

Otro día, también en la casa de Śrīvas Pandit, Mahāprabhu estaba dando misericordia a todos. Él llamó a todos - ya sea que estaban lejos o cerca, Él les dio misericordia a todos. Todos recibieron Su misericordia ese día, pero Él no mencionó el nombre de Mukunda. Los devotos le preguntaron a Mahāprabhu, "Prabhu, hoy Tú estás dando misericordia a todos, por qué no llamas a Mukunda Das?" Mahāprabhu respondió: "Porque Mukunda Das es un khada-jathiya (খড়জাঠিয়া)!" A Mahāprabhu le gustaba el canto de Mukunda, Él lloraba oyendo sus canciones, pero khada-jathiya [lit. khada খড়, paja, jathi জাঠি, palo — es decir, a veces humilde, a veces opuesto] significa que él iba a todas partes, a todos los lugares, a todos los sampradaya sin ninguna discriminación. Mahāprabhu no estaba contento con él debido a esto, y por eso es que Él no lo llamó, no le dio misericordia en un principio.

Mukunda estaba muy triste, pensó, "Yo quiero cometer suicidio. Yo canto para Mahāprabhu, mi vida es para Mahāprabhu - si a Mahāprabhu no le agrado, si Él no me da Su misericordia, para qué voy a vivir?" Él llamó a Svarup Damodar y le dijo, "Prabhu, yo no puedo ir allí, tengo miedo de Él. Podrías por favor informarle a Mahāprabhu de mi intención, de mi determinación?" Svarup Damodar fue con Mahāprabhu y le preguntó: "Prabhu, cuando va a obtener Mukunda Tu misericordia?" Aunque Mukunda estaba lejos, podía escuchar la conversación, así que oyó a Mahāprabhu decir, "Él va a recibirla después de un crore de vidas (diez millones de vidas)." Tan pronto como Mukunda lo oyó, se puso a bailar y cantar, "Voy a conseguirlo! Voy a conseguirlo!" Todos se sorprendieron, "¿Por qué este hombre piadoso, este sādhu se comporta así? Mahāprabhu dice que va a obtener misericordia en un crore de vidas, eso está tan lejos pero él está bailando! ¿Qué clase de hombre es él?"

Cuando Mahāprabhu vio a Mukunda bailando, se puso muy feliz y dijo: "Él lo ha creído!" Luego llamó a Mukunda, "Oh Mukunda, tú lo has creído! Lo has creído, así que todas tus diez millones de vidas han terminado en un momento. Recibirás Mi misericordia ahora!"

Debemos creer lo que dice Mahāprabhu, lo que Krishna dice en el Śrīmad Bhagavad-gītā, lo que dice nuestro Gurudev. No hemos visto nunca a Mahāprabhu, en realidad no conocemos a Krishna, pero conocemos a nuestro Gurudev. Si servimos a nuestro Gurudev (no servir para nuestro propio interés, sino para su interés), si nos entregamos a Krishna, entonces debemos obtener a Krishna a través de ese servicio. No es necesario pensar en uno mismo. Si piensan en Krishna, Krishna pensará en ustedes.

En realidad,

জীবের 'স্বরূপ হয়'—কৃষ্ণের 'নিত্যদাস' ।
কৃষ্ণের 'তটস্থা-শক্তি', 'ভেদাভেদ-প্রকাশ' ॥

jivera 'svarupa' haya—krsnera 'nitya-dasa'
krsnera 'tatastha-sakti' 'bhedabheda-prakasa'

"Por su naturaleza intrínseca, el alma es un sirviente eterno de Krishna; las almas provienen de la energía marginal de Krishna y son simultáneamente uno con el Señor y diferentes del Él."
(Śrī Chaitanya-charitāmṛta, Madhya-lila, 20.108)

Qué es nuestro jīvera svarup? ¿Quiénes somos? Somos un sirviente del sirviente del sirviente de Krishna - somos sirvientes de Sus devotos. No somos Bhagavan, si fuéramos Bhagavan no sería necesario entonces practicar ninguna conciencia de Krishna. Somos sirvientes de los sirvientes de los sirvientes de Krishna, somos almas caídas, no tenemos nada, y debemos ofrecer obediencias a todos los Vaishnavas.

Supongamos que hay un tren que va de San Petersburgo a Moscú. Alguien tiene un boleto en el vagón de primera clase, alguien va en el vagón de segunda clase, alguien viaja en tercera clase. Cada uno tiene diferentes boletos, pero todos van a ir a Moscú. Por lo tanto, todos somos sirvientes de nuestro Gurudev, alguien está haciendo un gran servicio, alguien está limpiando el drenaje, alguien está cocinando, alguien está lavando el plato de las Deidades, etc. El servicio de todos no es el mismo, no es igual, pero estamos todos yendo a un mismo destino. Por lo tanto, si podemos permanecer en el barco de nuestro Gurudev (si podemos tener a Gurudev como el controlador de nuestro barco), y no nos caemos fuera del barco, entonces, donde quiera que él vaya nos podrá llevar allí.
— ‹ • › —

Traducido por: Mohita Krishna das
Publicado originalmente en: http://scsmathinternational.com/guidance/2001/010616-DevotionalHeart.php

Tags: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos