Dos Lecciones de Medianoche

Por Su Divina Gracia, Om Viṣṇupād
Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj
San Petersburgo, Rusia
13 de Agosto 2009

"Ekala isvara Krsna ara saba bhrtya" (একল ঈশ্বর কৃষ্ণ আর সব ভৃত্য) — Él es el único hombre, y todos los demás son sirvientas. Krishna Mismo muestra que Él es la Suprema Personalidad de Dios.

Una vez, en el día del rasa-lila (rasa-purnima), Krishna tocó Su flauta, y todas las gopīs vinieron con Él en el medio de la noche.

Krishna les preguntó, "Qué hacen aquí a medianoche? No tienen maridos? No tienen ninguna familia?"

"Tú tocaste Tu flauta y nosotras no pudimos tolerarlo. Hemos venido aquí de una vez!"

"Está bien, puesto a que ya han venido, pueden hacer algún trabajo, entonces."

"Qué trabajo?"

"Por favor, vayan a la otra orilla del río Yamuna, allí en un bosque llamado Belvan van a encontrar a mi Guru Durvāsā Muni. Él siempre está meditando y no ha comido nada durante muchos días. Vayan allí con un poco de 'mata' ", dijo Krishna.

[En Vrindavan, hay doce bosques, o selvas (dvādaśa-van), y uno de esos bosques se llama Belvan. "Bel" es un tipo de fruta. Antes, no había bel en ese bosque, pero Krishna fue a ese bosque con Sus amigos y comieron bel allí, así es como ese bosque se hizo conocido como Belvan. Por lo tanto, Krishna le pidió a las gopīs que vayan a ese bosque con un poco de 'mata'. Mata se elabora con leche y es algo así como yogurt líquido.]

Todas las gopīs llevaron algunas vasijas de barro bellamente decoradas con 'mata' y corrieron al Yamuna. Corrieron muy rápido pensando, "Y si llego tarde, y si no puedo darle de comer?" pero cuando llegaron al Yamuna, vieron que el Yamuna estaba lleno de agua. Ellas pensaron: "Cómo vamos a ir a la otra orilla? Es medianoche, no hay ningún bote aquí ahora, y hay mucha agua..." Ellas regresaron con Krishna.

"Prabhu, nosotras no pudimos ir allí..."

"Qué? Por qué no pudieron ir?"

"Debido a que el Yamuna está lleno de agua", respondieron las gopīs.

"Oh, así que no pudieron ir... Está bien, entonces les enseñaré un mantram."

"Qué mantra?" todas las gopīs se sentaron frente a Krishna, listo para escucharlo.

"Escuchen con atención", dijo Krishna.

"Está bien, dínoslo."

"Vayan al Yamuna. Párense frente a ella con las manos juntas. Luego díganle en un humor de adoración, Oh Yamuna Devi, nuestro Krishna nunca ha visto la cara de una esposa de otro hombre. Si esto es cierto, entonces por favor sécate".

"Qué?! Qué acabas de decir?!" preguntaron las gopīs. "Que nunca has visto la cara de una mujer? Nunca has visto nuestras caras? Algunas veces eres afectuoso con nosotras, y ahora dices que nunca has visto nuestras caras?"

"No discutan conmigo, vayan al Yamuna Devi y hagan lo que les dije."

Las gopīs fueron allí y oraron: "He Surya-vatsa Yamune! Oh Yamuna Devi, nuestro Krishna nunca ha visto la cara de una esposa de otro hombre, Él nunca nos ha mirado".

Tan pronto como lo dijeron, Yamuna Devi se secó inmediatamente, y todas las gopīs corrieron a través de ella.

Cuando las gopīs llegaron a Belvan, vieron a Durvāsā Muni sentado allí, y se alinearon para darle 'mata'. Una por una, pusieron sus vasijas frente a él, y Durvāsā Muni se comió un pote tras otro. Las gopīs estaban sorprendidas, "Cuánto y con qué rapidez está comiendo!" Las gopīs que estaban detrás comenzaron a preocuparse, "Y si no come mi 'mata'?" Ellas comenzaron a saltar fuera de la línea y rápidamente pusieron todas sus vasijas frente a Durvāsā Muni. Después de haber terminado todo el 'mata', Durvāsā Muni preguntó, "Alguna tiene algo más?" Las gopīs estaban aún más sorprendidas: "Cuánto puede comer? Ha comido todo solo!" Las gopīs respondieron: "Eso es todo, ya todas hemos terminado de ofrecerte..." Entonces, Durvāsā Muni dijo, "Está bien, entonces es mejor que se vayan ahora. Ya es muy tarde, vuelvan a Vrindavan."

Las gopīs partieron hacia Vrindavan. Pero cuando llegaron a la orilla del Yamuna, vieron que el Yamuna estaba otra vez lleno de agua. Las gopīs dijeron ese mantra que Krishna les había dado y que utilizaron la primera vez, pero el mantra no funcionó - Yamuna no se secó. Ellas comenzaron a llorar: "Cómo vamos a volver? Qué vamos a hacer ahora?" Y regresaron con Durvāsā Muni.

"Por qué no han regresado?" les preguntó Durvāsā Muni, sorprendido de verlas de nuevo.

"Prabhu, no pudimos ir porque el Yamuna está lleno de agua de nuevo, y aún más que antes, y hay olas muy grandes..."

"Cómo llegaron aquí, entonces?"

"En esa ocasión nosotras dijimos un mantra, y el río se secó. Tratamos de decir el mismo mantra, pero no funcionó."

"Está bien, les daré otro mantra entonces."

Luego les dijo el mantra, "Oh Yamuna Devi, nuestro Durvāsā Muni no ha comido ni bebido nada, él está muy hambriento. Si crees eso, por favor, sécate."

"Qué?! Tú no has comido nada?!" dijeron las gopīs asombradas. "Hace un momento te has tomado todo el yogurt que te trajimos!"

Entonces, una de las gopīs mayores (Visakha o Lalita, tal vez), dijo: "Está bien, no discutan con él. Tenemos que ir allí y hacer lo que nos dijo que hagamos."

Las gopīs fueron al Yamuna y dijeron el mantra que Durvāsā Muni les había enseñado, y el Yamuna se secó!

Cuando todas las gopīs regresaron con Krishna, Krishna les preguntó: "Le han dado la comida a Mi Guru Durvāsā Muni?"

"Sí, lo hicimos, él te envía sus daṇḍavat. Pero..."

"Qué ha sucedido?"

"Nosotras no lo entendemos. Ambas veces dijimos lo contrario y el Yamuna secó. Tú dijiste que no habías visto la cara de una mujer de otro hombre, y que si era cierto, el Yamuna tenía que secarse. Durvāsā Muni se tomó todo lo que le dimos y dijo que teníamos que decirle al Yamuna que no había comido nada... "

"Está bien, escúchenme. Esto es muy interesante."

[Cantamos en una de las canciones, "Parakiya-bhave jaha brajete prachara: la relación con Krishna se manifiesta en Vraja como amor de amantes" Y esto es lo que significa:]

Ustedes saben que en este brahmanda (universo) Krishna es el único hombre y todos los demás son una mujer. Por lo tanto, si Krishna es el único hombre, cómo pueden ser la mujer de otro? No hay otro hombre en el mundo, es por eso que Krishna nunca ha visto la cara de una mujer de otro hombre. En cuanto a Durvāsā Muni, parecía que él tomaba todo, pero todo lo que existe en este mundo, existe para Krishna, para Su bhoga (disfrute), no para nosotros - todo proviene de Krishna, y es para Krishna. Por eso es que no comemos nada, tomamos prasādam, y es por eso que Durvāsā Muni en realidad no comió nada. Krishna le explicó a las gopīs, "Yo tomé todo, y aunque vieron que Durvāsā Muni estaba comiendo todo, él no comió nada, sólo tomó prasādam." Esto es un hecho...
— ‹ ÷ › —

Traducido por: Mohita Krishna das
Publicado originalmente en: http://scsmathinternational.com/guidance/2009/090813-TwoMidnightLessons.php

Tags: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos