El Desarrollo de la Fe

 Por Su Divina Gracia, Om Vishnupad

Śrīla Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Caracas,

 17 de Junio de 2010

 

 

 A través del sukṛti la fe desciende y también a través de la misericordia de los grandes Vaiṣṇavas, de la misericordia del Guru, esa es la principal fe, también llega a través del servicio y a través de la buena asociación. Gurudev me dijo que algo de esa fe también desciende de un plano elevado al igual que śraddhā se manifiesta a través de la buena asociación.

 

A través de sukṛti, nava-vidhā bhakti, sādhu-saṅga, a través de sādhu-saṅga se manifiesta śravaṇ kīrtanaṁ, de esa manera se desarrolla la fe, pero primero sukṛti y śraddhā descienden de un plano elevado. ¿Cómo obtendremos ese sukṛti? A través de un buen servicio o buenas actividades realizadas en el pasado y de aquello que descienda.

 

Existe un ejemplo de Rāmānuja Āchārya muy bueno, a veces mientras hacemos servicios mezclamos algunas cosas, también lo hemos visto en el tiempo de Mahāprabhu; ¡Oh Gurudev ha llegado! Y eso despierta mucha emoción, mucho placer. Así una vez, Āchārya Rāmānuja lo relató de una manera muy hermosa, a través de este ānanda se presentan algunos obstáculos en el servicio, y en ese momento cuando queremos servir a alguien, éste se perturba. “¡Oh Gurudev ha llegado! ¿Qué debo hacer? No sé”. Entonces se olvida del servicio que se tenía que hacer, y también del placer. Una vez, Rāmānuja Āchārya iba a visitar a uno de sus discípulos en su casa, y una noche estaba cansado de tanto caminar, y dijo: “el nombre de esta villa es Aṣṭagrām”. “¡Oh aquí tengo dos discípulos!” “Un discípulo es muy rico y posee muchas tierras y el otro discípulo es muy pobre”. Entonces, Rāmānuja Āchārya envió a dos de sus sirvientes: “Pueden ir a la casa de esta persona rica, vayan allí y tomaremos prasādam juntos”.

 

Los dos sirvientes llegaron donde la persona rica y le dijeron: “Gurudev ha llegado, por favor prepara algo de comida y todo lo necesario para servirle”. Él se puso muy feliz, apenas escuchó eso fue hacia adentro en un cuarto y empezó a ver: ¿Qué tengo? ¿Qué hace falta comprar? Después de una hora salió, los dos sirvientes estuvieron esperando afuera y no salía, entonces se fueron donde Rāmānuja Āchārya y le contaron: “Le dijimos a esta persona rica que ibas, entró en un cuarto y no salió, entonces nos devolvimos”. “Ok, entonces vayan a la casa de esta persona pobre”.

 

Esto es llamado sambha, a veces nos olvidamos de nuestro servicio, así como en la historia, la persona no salía, y ellos se molestaron por no poder hacer el servicio. Mahāprabhu nos da este buen ejemplo. Sambhoge; algunas veces queremos hacer algo, algún servicio de manera entusiasta, pero tenemos tanto entusiasmo que olvidamos las cosas principales. ¿Y de qué manera sirvió la familia pobre a Rāmānuja Āchārya? Le sirvieron con mucha fe. En ese momento Rāmānuja Āchārya fue con todos sus devotos a la casa de esta familia pobre, y el jefe de la casa mantenía todo mendigando, con sólo mendigar.

 

De hecho, cuando Rāmānuja Āchārya fue con sus discípulos a esa casa él estaba fuera mendigando, mientras él estaba mendigando estaba su esposa sola en la casa, y ella vio que su Gurudev había llegado, ella no tenía ni siquiera un buen sari, todos los que tenía estaban rotos, y no quería salir donde su Gurudev de esa manera, ya que no tenía saris, los que tenía los había lavado en la mañana y el que tenía puesto estaba muy roto, estaba muy apenada de salir donde Gurudev así. Desde dentro de la casa ella decía: “Gurudev no puedo salir a darte mis daṇḍavat, porque estoy vistiendo un sari roto y no puedo salir así”, entonces Rāmānuja Āchārya le dio su uttarīya, se la lanzó y ella salió usándola, entonces la devota, Lakṣmī Devī, llegó usando la uttarīya y le dio completas reverencias a su Gurudev.

 

Luego, Lakṣmī Devī dijo: “Gurudev puedes ir a tomar un baño y vestirte mientras yo preparo tu comida”. Pero luego Lakṣmī Devī pensó; “Yo no tengo en casa nada para cocinar, le dije a Gurudev que fuera a bañarse, etc., pero no tengo nada en la casa, cuando mi esposo venga con lo que mendigó, entonces con eso cocinaré, pero no sé cuando regresará”.  En esa villa había un rey, que era muy malo, Lakṣmī Devī era hermosa, y este rey siempre le ofrecía dinero, riqueza y muchas cosas malas a esta devota, pero Lakṣmī Devī nunca tomó nada de él, debido a que él le decía muchas cosas desagradables; “Te puedo dar mucho dinero y riqueza pero si vienes a mi casa, etc.”. Le decía muchas tonterías, pero Lakṣmī Devī nunca tomó nada de ese rey. Lakṣmī Devī entonces pensó; “Si para el servicio de mi Guru tengo que entregar mi cuerpo, entonces hoy iré donde ese rey”. Lakṣmī Devī fue donde el rey, y el rey se puso muy feliz; “Muchas veces le ofrecí venir y nunca estuvo de acuerdo, pero hoy voluntariamente ha venido a mi”. Por eso el rey estaba muy feliz. Entonces el rey les dijo a sus sirvientes, “Traigan arroz, dal, vegetales, etc.”

 

El rey dio la orden y envió todo a la casa de Lakṣmī Devī. Lakṣmī Devī cocinó todo muy bien y luego llegó su esposo y le preguntó; “¿de dónde sacaste tantas cosas?” Lakṣmī Devī le contó toda la verdad. “Le prometí al rey que si enviaba toda esta comida para mi Guru entonces esta noche iría a su casa”. Su esposo estaba muy feliz, “para el servicio de tu Guru has hecho muchas cosas, le has ofrecido de todo”. Lakṣmī Devī ofreció el bhoga y le dio prasādam a su Guru y estuvo muy feliz. Luego que Rāmānuja Āchārya tomó prasādam, Lakṣmī llevó los remanentes donde el rey. Entonces Lakṣmī Devī fue a la casa del rey con el prasādam, el rey tomó ese prasādam y su mente cambió y dijo: “estaba pensando que iba a disfrutar, pero siento que nacido de nuevo, tú me has liberado, me has traído este prasādam y después de tomarlo pienso cosas diferentes, ahora te ofrezco mis obediencias”.

                        _______________________

 

De una conferencia en video en Caracas 17 de Junio 2010

Traducción y corrección: Rohini Nandana Dās

Tags: 

Contenido relacionado: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos