El Poder de la Rendición

 Por su Divina Gracia, Om Viṣṇupād

Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj

14 de Diciembre 2010

 

 

 Bhaktera adhin bhagavān: el Señor Supremo es controlado por Sus devotos.

 

tomāra hṛdaye sadā govinda-viśrāma

govinda kahena—mama vaiṣṇava parāṇa

 

“Govinda siempre reside en los corazones de Sus devotos. Govinda dice, ‘Los Vaiṣṇavas son mi vida y mi alma’.”

 

Kṛṣṇa Mismo dijo: “Los devotos Me han atado dentro de sus corazones”.

 

Cuando Mahāprabhu quería ir a Vṛndāvan, pidió permiso a los devotos. Incluso cuando Él iba a tomar sannyās, le pidió permiso a Śachī Mata y a Viṣṇu Priyā. Él les había dicho antes que quería tomar sannyās, por lo que Śachī Mata entendió que Nimāi no se quedaría allí, y ella culpó a Advaita Āchārya por eso, “¡Te estás llevando a mi hijo! Un hijo mío ya se ha ido, y fue también gracias a ti; y ahora Nimāi también se irá debido a ti! Tu nombre es Advaita, pero ahora, para mí, eres Dvaita. No te importa quién cuidará de mí y de Viṣṇu Priyā. Le has predicado a Nimāi, y ahora Él quiere dejar esta casa, pero ¿cómo voy a quedarme aquí?”.

 

Cuando Gurudev se unió a la misión en 1947, su madre también le preguntó a Śrīdhar Mahārāj, “¿Quién va a cuidar de mí?”.

 

Si Kṛṣṇa te protege, nadie podrá destruirte. Kṛṣṇa dice: “Si piensas en mí, Yo voy a pensar en ti”. Crees que tus hijos y otras personas te cuidarán, pero no, no es así.

 

Hoy estábamos justo cantando esta canción:

 

dainya, ātma-nivedana, goptṛtve varaṇa

‘avaśya rakṣibe kṛṣṇa’—viśvāsa pālana

(Śaraṇāgati, 1)

 

“La humildad, la sumisión, abrazar la protección del Señor, mantener la fe de que ‘Kṛṣṇa ciertamente me protegerá’.”

 

Es necesaria una fe completa.

 

Incluso Draupadī no pudo entenderlo. Ella le preguntó a Kṛṣṇa: “¿Por qué no me protegiste cuando me estaban golpeando?”

 

Duḥśāsan llegó a su casa y le dijo: “El reino ahora nos pertenece, y también tú. Tienes que venir con nosotros”. Kuntī, su suegra, también estaba allí, y ella trató de detenerlo, “Ella es sólo una ama de casa, ¿por qué tiene que ir?”. Pero la tomaron del cabello por la fuerza y la tiraron en el piso del rāj-sabhā (asamblea real). Duryodhan estaba sentado en el lugar del rey, y los Pāṇḍavas estaban sentados con la cabeza gacha, porque habían sido derrotados en el pāśa-khelā (juego de dados) — su tío Sakuni hizo el arreglo para que perdieran el juego.

 

Cuando Duḥśāsan vino a tomar a Draupadī, ella pensó en sus maridos: “¡Estoy sola y me están golpeando y llevándome! ¿Dónde estás Yudhiṣṭhir?, ¿dónde están, Bhima y Arjuna?”. Cuando Duḥśāsan la trajo a la sala y los vio a todos ellos sentados, gritó: “¡Yudhiṣṭhir! ¡Bhima! ¡Arjun! ¿Por qué no me están protegiendo? ¡Yo soy su esposa, y ellos me están golpeando!”. Pero ellos no tenían poder. Todo el mundo sabía cuán casta era Draupadī con sus maridos.

 

Y entonces Duḥśāsan vino a quitarle su sari. Kṛṣṇa le preguntó a Draupadī después, “¿Te acordaste de Mí? No, te acordaste de tus maridos. Incluso cuando te quitaban la ropa, pensaste que podías protegerte a ti misma. Ellos tiraban de tu ropa y tú tratabas de mantenerla en su sitio, tratando de cubrir tu cuerpo y salvarte. Entonces agarraste tu sari con una mano, y llamaste con la otra. Eso no es entrega total. Pero después de que quitaron casi todo tu sari, entonces con las dos manos en alto, con el corazón y el alma, Me llamaste, ‘¡Por favor, protégeme!’ ¿Yo te protegí en ese momento o no?”. Draupadī lo admitió.

 

dīkṣā-kāle bhakta kare ātma-samarpaṇa

sei-kāle kṛṣṇa tāre kare ātma-sama

(Śrī Chaitanya-Charitāmṛta, Antya-līlā, 4.192)

 

“En el momento de la iniciación, cuando un devoto se entrega totalmente al servicio del Señor, Kṛṣṇa lo acepta como Su propiedad”.

 

Cuando se toma iniciación no sólo se recibe un mantra, también se recibe divya-jñāna (conocimiento divino). Si un devoto se entrega a Kṛṣṇa, Kṛṣṇa piensa: “Este devoto es mi alma”. La entrega es necesaria para esto. Sin rendirse, no podrán hacer nada.

 

También se dice acerca de Nityānanda Prabhu:

 

uttama, adhama, kichhu nā kare vichāra

ye āge paḍaye, tāre karaye nistāra

(Śrī Chaitanya-Charitāmṛta, Adī-līlā, 5.208-209)

 

Nityānanda Prabhu no distingue quién es malo, quién es peor, quién es bueno — cualquiera que se rinda, que caiga a Sus pies de loto, Él les da misericordia. Kṛṣṇa les rescata de esta manera...

                  *********************

 

Publicado en Inglés en

http://scsmathinternational.com/guidance/2010/SAchM-101214-PowerOfSurrender.php

 

Traducción: Mohita Kṛṣṇa Dās

Corrección: Rohini Nandana Dās

                   Ānanda Kṛṣṇa Dās

 

Tags: 

Contenido relacionado: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos