Enseñanza y Pasatiempos de Gurudev

 Por Su Divina Gracia, Om Vishnupad

Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Adhivas (víspera) del Sri Vyasa Puja de Srila Govinda Maharaj

4 de Diciembre 2017, parte 2

 

 Gurudev siempre predicó el Siksastakam de Mahaprabhu en todo el mundo: ser humilde, tolerante y dar honor a los demás. Srila Bhaktivinod Thakur también escribió,

তৃণাধিক হীন দীন অকিঞ্চন ছার

আপনে মানবি সদা ছাড়ি অহঙ্কার

trnadhika hina, dina, akinchana chhara

apane manabi sada chhadi ahankara

"Abandona tu ego falso y siempre considérate más bajo que la hierba, pobre, necesitado e insignificante.

বৃক্ষসম ক্ষমাগুণ করবি সাধন

প্রতিহিংসা ত্যজি অন্যে করবি পালন

vrksa-sama ksama-guna karabi sadhana

pratihimsa tyaji anye karabi palana

"Practica la tolerancia como un árbol. Deja de maltratar a los demás, en vez de eso nútrelos."

জীবন-নির্ব্বাহে আনে উদ্বেগ না দিবে

পর-উপকারে নিজ-সুখ পাসরিবে

jivana-nirvahe ane udvega na dibe

para-upakare nija-sukha pasaribe

"No molestes a los demás a causa de tu propio mantenimiento, y olvida tu propia felicidad en el curso de ayudar a otros."

Trnadhika hina, dina, akinchana chhara: deben ser humildes como la hierba. Las gopis de Vraja dejaron todo por Krishna, incluso su honor, su vergüenza, todo. Ellas no pensaban en sí mismas, siempre pensaban en Krishna, cómo hacer a Krishna feliz. Nuestro Gurudev también siempre pensaba cómo hacer feliz a su Gurudev.

Hubo un período en el que Gurudev vivía en Calcuta, mientras que Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj vivía en Nabadwip; Gurudev a veces iba a Nabadwip para verlo. Una vez, Srila Sridhar Maharaj les dijo a todos: "Si Govinda Maharaj me da medicina, la tomaré, de lo contrario no tomaré ninguna medicina." En otra ocasión, cuando Gurudev iba de Nabadwip a Calcuta (en ese momento no estaba allí el camino directo a través del puente, por lo que tomaba otro camino), Srila Sridhar Maharaj envió a un devoto para detener el automóvil de Gurudev. Él dijo: "Detenlo, tengo dolor en mi corazón". Los devotos rápidamente tomaron su bicicleta y detuvieron el auto de Gurudev. Gurudev regresó al templo y dijo: "Maharaj, me fui hace solo cinco minutos y estabas bien. ¿Qué ha pasado?" Srila Sridhar Maharaj dijo: "Después de que te fuiste, sentí algo de dolor en mi corazón, pero ahora que estás aquí me siento bien. Hoy debes quedarte aquí. Quédate uno o dos días." Gurudev sonreía recordándolo, decía: "De todos modos, por las buenas o por las malas, él no quería que me fuera a Calcuta. Siempre quería detenerme". Ese es el tipo de amor y afecto que Srila Sridhar Maharaj le dio a Gurudev.

El día en que Gurudev se unió a la Misión en 1947, fue el día de Nrisingha Chaturdasi y todos estaban ayunando desde la mañana hasta la tarde de ese día. Gurudev era un niño y no sabía a qué se llamaba ayuno (no sabía cómo ayunar), por lo que estaba muy hambriento. Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj estaba cantando en su veranda abajo, frente a su habitación, y le preguntó a Gurudev,

"¿Tienes hambre?"

"Sí", respondió Gurudev.

"¿Qué puedo darte hoy?"

"Vi una papaya madura en el árbol", dijo Gurudev.

"¿Puedes subir al árbol de papaya?"

"Sí, puedo, no hay problema."

"Está bien, sube y trae la papaya."

Entonces Gurudev le trajo esa papaya a Srila Sridhar Maharaj y Srila Sridhar Maharaj dijo: "Ahora puedes tomarla". Tal era el amor y afecto de Srila Sridhar Maharaj por él.

Incluso cuando al comienzo Srila Sridhar Maharaj vivía en la orilla del Ganges en una casa con techo de paja, muchos de sus hermanos espirituales venían a verlo. A menudo guardaba un prasadam de dos o tres días (algunos sandesh, por ejemplo) y cuando sus hermanos espirituales venían, Srila Sridhar Dev-Goswami Maharaj le decía a Gurudev: "Dáselos". Gurudev llegó a servir a Srila A.C. Bhaktivedanta Swami Maharaj, a Srila Bhakti Saranga Goswami Maharaj, a Srila Bhakti Prajnan Keshav Maharaj, a Srila Bhakti Dayita Madhav Maharaj, a Srila Bhakti Kamal Madhusudan Maharaj, a Srila Bhakti Vichar Jajavar Maharaj y a otros. Él consideraba que era una gran fortuna que tuviera esa oportunidad de servir a todos esos hermanos espirituales, a todas esas grandes personalidades.

Gurudev también contó esta historia. En la temporada de verano, el devoto que estaba a cargo del almacenaje (bhandari, ভাণ্ডারী) le pidió a Gurudev que recogiera los mangos de los árboles todos los días. Él utilizaba a Gurudev para trepar a los árboles porque Gurudev era joven y en realidad le gustaba trepar a los árboles, pero ese administrador guardaba los mangos buenos para Guru Maharaj y también tenía algunos en la cocina para las Deidades, y siempre le llevaba todos los mangos podridos a Gurudev. Un día, Gurudev pensó en un plan: "Está bien, él solo me está dando los mangos podridos, ¡le daré una lección!" ¿Qué hizo? Tomó una bolsa de plástico, trepó a un árbol y puso unos buenos mangos en esa bolsa, dejándolos colgar de una rama. Después de que le había dado algunos mangos al administrador, trepó nuevamente al árbol y se comió esos mangos. El administrador lo vio y, cuando Gurudev bajó, lo golpeó. Gurudev gritó y el administrador lo llevó con Srila Sridhar Maharaj.

"¿Qué ha pasado?" preguntó Srila Sridhar Maharaj.

El administrador respondió: "¡Este joven está robando los mangos del árbol!"

"Está bien, ve, yo me encargaré de eso." Después de que el administrador se fue, se volvió hacia Gurudev y le preguntó: "¿Es verdad? ¿Comiste mangos robados?"

Gurudev explicó: "Lo hice, porque todos los días me esfuerzo mucho en traerle los mangos, pero él solo me da los mangos malos."

"Eso no es bueno porque cuando una fruta crece en un árbol, primero debes ofrecerla a las Deidades, luego puedes tomarla. Esta es la regla."

"Está bien", dijo Gurudev, "no lo volveré a hacer..."

"No te preocupes, si necesitas algo, ven a verme. Si tienes hambre y quieres algunos mangos, yo te los daré."

Entonces Srila Sridhar Maharaj le dio algunos mangos buenos a Gurudev y Gurudev los comió muy feliz. Salió y se lo mostró al administrador que lo había golpeado. "¿Lo ves? Tú me estás golpeando, me estás castigando, ¡pero mi Guru Maharaj me ha dado unos buenos mangos!"

Así es como Srila Sridhar Maharaj le mostraba tanto amor a Gurudev. Él siempre dependía de él en todo. Muchos sannyasis, muchos grandes eruditos venían a verlo, pero él finalmente eligió a nuestro Gurudev como el acharya, como su sucesor. Podemos ver entonces cuánto amor y afecto tenía por él. Incluso Srila A.C. Bhaktivedanta Swami Maharaj Prabhupad dijo: "Yo sólo tengo un hijo". Srila Swami Maharaj tenía hijos, pero dijo: "Yo tengo un solo hijo, ese es Gaurendu Brahmachari". Cuando Srila Swami Maharaj Prabhupad regresó de su primera prédica en Occidente, quiso darle la noticia a su siksa-guru Srila Sridhar Maharaj, así que cuando regresó, Srila Sridhar Maharaj había limpiado y preparado su propia cama para él...

                                — : • : —

 

 Publicado originalmente en inglés en: http://scsmathinternational.com/guidance/2017/171204-GurudevsTeachingAndPastimes.php

    Traducido por: Mohita Krishna das

 

Tags: 

Contenido relacionado: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos