Evadiendo el Mundo de Maya

Image
201204-preaching-kalarait12.jpg
Lectura en 7 Min.

Por Su Divina Gracia, Om Visnupad
Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Kalarait (Kolkata), 4 de diciembre de 2020, parte 8

Habiendo concebido el Srimad Bhagavatam, Vyasadev pensó: "¿Quién lo distribuirá al mundo?". Se acordó de Sukadev.

En ese momento, Sukadev aún no había aparecido en este mundo—todavía estaba en el vientre de su madre. ¡Y ya tenía doce años! Pasó doce años en el vientre de su madre. Entonces, cuando Vyasadev decidió que Sukadev distribuiría el Srimad Bhagavatam en este mundo, se acercó a su esposa y llamó a su hijo: "¡Sukadev, sal!".

"No, no lo haré", respondió Sukadev. "Maya me atacará. ¡No saldré!".

Así que, todos los sabios se acercaron a Vyasadev y le dijeron: "Vyasadev, tú puedes detener la actividad de Maya, ¿no es así?".

"Sí, puedo", respondió Vyasadev.

"Entonces detén el trabajo de Maya durante cinco minutos para que el niño pueda salir".

El Señor ha creado a Maya, y el Señor también ha creado a Sus devotos a quienes envía a este mundo. ¿Sabes cómo es el trabajo de Maya? Hay un verso en el Srimad Bhagavad-gita:

দৈবী হ্যেষা গুণময়ী মম মায়া দুরত্যয়া ।
মামেব যে প্রপদ্যন্তে মায়ামেতাং তরন্তি তে ॥

daivi hy esa gunamayi, mama maya duratyaya
mam eva ye prapadyante, mayam etam taranti te

"Mi potencia ilusoria trimodal supramundana (que seduce a los que Me son adversos) es extremadamente difícil de superar. Sin embargo, esta potencia Mía insuperable puede ser superada por aquellos que se entregan exclusivamente a Mí".

(Srimad Bhagavad-gita, 7.14)

El Señor dice: "He creado a Maya. Al recibir de Mí su gran poder, Maya mantiene a las entidades vivientes alejadas del Señor y las ocupa en su servicio". Es por eso que ahora dices: "Esta es mi casa", "esta es mi habitación", "este es mi hijo"; lo dices a causa de Maya. En realidad, no estás diciendo nada; Maya te está haciendo decir esto—estás abriendo la boca, pero Maya lo está haciendo todo. Srila Prabhupad Bhaktisiddhanta Saraswati Thakur dio un ejemplo. Si pones un trozo de hierro al fuego, se pondrá al rojo vivo. Después, si tocas la ropa con ese hierro, esta se incendiará. ¿De dónde obtiene el hierro este poder de arder? Del fuego. Antes, si tocabas la ropa con un trozo de hierro, no se quemaba. Pero una vez que el hierro obtiene poder del fuego, puede quemar cosas. De la misma manera, el Señor dice: "Maya Devi en sí misma no tiene ningún poder, pero cuando obtiene poder de Mí, aleja a las entidades vivientes de Mí y las ocupa en su propio servicio—hace que todos Me olviden". Por eso se dice en las escrituras:

কৃষ্ণ ভুলি' সেই জীব অনাদি-বহির্ম্মুখ ।
অতএব মায়া তারে দেয় সংসারাদি-দুঃখ ॥

krsna bhuli' sei jiva anadi-bahirmukha
ataeva maya tare deya samsaradi-duhkha

"Olvidando a Krishna, el alma se volvió hacia el mundo ilusorio externo en tiempos primitivos. Como resultado, la ilusión (Maya) le da a esa alma diversas miserias materiales".

(Sri Chaitanya-charitamrita, 2.20.117)

¿Qué miserias son esas? Hay tres tipos de miserias. Adhidaivik, adhibhautik, adhyatmik (আধিদৈবিক, আধিভৌতিক, আধ্যাত্মিক): sufrimientos causados ​​por los semidioses o la naturaleza, otras entidades vivientes y nuestras propias mentes o cuerpos. "Adhibhautik" significa sufrimiento causado por otras entidades vivientes creadas por el Señor. El Señor crea este mundo donde una entidad viviente se come a otras entidades vivientes; ninguna entidad viviente puede sobrevivir aquí sin consumir a otras entidades vivientes. Incluso para tú sobrevivir, matas a millones de entidades vivientes cada día. ¡Cuántos pecados cometes! ¡Incluso cuando bebes agua, puedes examinar de qué está hecha y verás que hay muchas entidades vivientes en ella! Ya sea arroz, repollo, coliflor, calabaza, espinacas o cualquier otra cosa, cuando lo comes, estás matando esa planta o verdura. Cuando bebes leche, bebes la leche de una vaca que comió matando hierba. Toda entidad viviente vive matando a otras entidades vivientes. Cuando se quema fuego para cocinar, se queman y matan muchos bichos y otros insectos y se utilizan muchos troncos para mantener el fuego encendido (hay que cortar muchos árboles). Tanto los que cortan las plantas como los que las comen o las usan cometen pecados. Pero los sadhus no comen nada, y eso no significa que vivan en ayunas: sólo toman prasad Prasād o Prasādam: alimentos vegetarianos ofrecidos al Señor. Tomar prasād es una de las prácticas de la devoción. . Cuando cocinan, no lo hacen para sí mismos, sino para Govinda.

Una vez vino a nuestro templo un juez del Tribunal Supremo, que era devoto de la Misión Rama Krishna. A esa misión la llamamos "misión murgi" (misión del pollo) porque dicen que son renunciantes, que son monjes, pero no pueden vivir sin comer pollo (murgi মুরগি), por eso comenzó el dicho: "En vez de Misión Rama Krishna, deberían llamarse Misión Murgi". No tengo miedo de decirles esto a la cara—pueden venir y hablar conmigo. Si en alguna escritura se permite comer pollo, pueden venir y mostrármelo. Así que ese juez vino y me preguntó: "Por ejemplo, tú cortas y comes espinacas rojas, ¿no las matas?". Le dije: "No las corto para usted ni para mí. Las corto para cocinarlas para Govinda. Govinda se la comerá y después guardará algo de prasad Prasād o Prasādam: alimentos vegetarianos ofrecidos al Señor. Tomar prasād es una de las prácticas de la devoción. para Sus devotos. Esto es lo que tomamos. No cocinamos para nosotros".

En el Gita también se dice: "¡Si comes algo sin ofrecérmelo, entonces eres un ladrón!". Las esposas dicen: "Si no cocino, morirás", y los maridos dicen: "Si no trabajo y gano dinero, si no voy al mercado a comprar comida, todos morirán". Todo el mundo está orgulloso de sí mismo, pero ¿tiene alguien el poder de ganar siquiera un centavo? ¿A quién estás sirviendo? ¿Qué cosas estás disfrutando? ¡Todo debe ser usado para el servicio de Aquel a quien todo pertenece! ¡Sus cosas deben ser usadas para Su servicio! De lo contrario, estarás cometiendo pecados. Les acabo de decir que viven todos los días matando a millones de entidades vivientes. Cuando caminas, muchas hormigas mueren bajo tus pies. Pero cuando venimos aquí, no venimos a disfrutar—hemos venido a hablarles del Señor; así que, incluso si algunas hormigas mueren bajo nuestros pies, pensamos: "Prabhu, ¿qué debo hacer? He ido allí para servirte". Cuando vamos a cualquier parte en el auto, muchas hormigas e insectos también mueren bajo las ruedas. ¿Qué podemos hacer? Siempre pensamos en el Señor...

Los devotos siempre piensan en el Señor, siempre sirven al Señor. Iba a hablarles de Pariksit Maharaj, pero me he desviado...

 

— : • : —

 

 

Publicado originalmente en inglés en:
   Evading Maya's World