Hasta Donde Puede Llevarles su Deseo

 Por Su Divina Gracia, Om Viṣṇupād

Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj

Śrī Nabadwīp Dhām,

8 de Marzo 2015

 

 

 Es necesario tener un fuerte deseo; si tienen el deseo, la misericordia vendrá. Pueden leer en el Chaitanya-charitāmṛta (Madhya-līlā, capítulos 12 al 14) y ver cuánto deseo tuvo el rey Pratāparudra de reunirse con Mahāprabhu, para obtener Su misericordia. Él trató, trató y trató. Él decía: “¿Creen que soy feliz?, pero ¿qué tipo de felicidad es? Tengo todo — propiedades, una buena esposa, etc. — pero no soy feliz. Yo sólo quiero la misericordia de Chaitanya Mahāprabhu. Si no obtengo Su misericordia, bien podría llevar un pendiente, ir a la selva, y convertirme en un yogī.”

 

Nityānanda Prabhu, Śivānanda Sen, Svarūp Dāmodar y otros devotos trataron de persuadir a Mahāprabhu, “Prabhu, el rey Pratāparudra quiere reunirse contigo. Él es muy rico y aunque es un rey, es una persona muy buena, su mente es muy buena. Él siempre sirve a los devotos, cuando Nityānanda Prabhu o Śivānanda Sen traen muchas personas, siempre les ofrece alojamiento a todos. Él es muy bueno, él hace mucho por los devotos.” Aun así, Mahāprabhu, no estaba de acuerdo, “Ya lo sé, pero él es un rey, por lo tanto no puedo reunirme con él.” Los devotos intentaron decirle de nuevo, pero al final Mahāprabhu, se enojó: “Si lo dicen de nuevo, no me quedaré aquí por más tiempo. Me iré de aquí y nunca me verán de nuevo.” Todos los devotos pusieron sus manos en sus oídos y le prometieron, “No queremos oír esto, Prabhu. No vamos a decirlo de nuevo.”

 

Mientras tanto, ansioso, Pratāparudra preguntaba todos los días: “¿Qué pasó? ¿Qué pasó? ¿Cuándo podré conseguir Su misericordia?” Uno de los devotos le dio a Pratāparudra una prenda de Mahāprabhu, y el rey la adoraba. En otra ocasión, alguien le preguntó a Mahāprabhu, si podían traen al hijo del rey para reunirse con él, y Mahāprabhu estuvo de acuerdo. Después, los devotos llevaron al hijo del rey donde Mahāprabhu, vestido con ropas de un devoto; el rey abrazó a su hijo, “¡Tú eres tan afortunado! ¡Haz conseguido la misericordia de Mahāprabhu! Yo soy tan desafortunado.”

 

Luego, Nityānanda Prabhu le dijo al rey: “Tienes tanto deseo, así que, sí, ¡esta vez obtendrás la misericordia de Mahāprabhu! Cuando Él venga delante de la carroza de Jagannāth en el día del Ratha Yātrā, Él bailará y cantará tanto que el éxtasis lo va a superar y caerá sin sentido, en ese momento le puedes dar masajes a Sus pies.” Cuando Pratāparudra lo hizo, él también recitó este verso:

 

তব কথামৃতং তপ্তজীবনং

কবিভিরীড়িতং কল্মষাপহম্ ।

শ্রবণমঙ্গলং শ্রীমদাততং

ভুবি গৃণন্তি তে ভূরিদা জনাঃ ॥

 

tava kathāmṛtaṁ tapta-jīvanaṁ

kavibhir īḍitaṁ kalmaṣāpaham

śravaṇa-maṅgalaṁ śrīmad-ātataṁ

bhuvi gṛṇanti te bhūri-dā janāḥ

Śrī Chaitanya-charitāmṛta, Madhya-līlā, 14.13

 

“Mi querido, otorgando la mayor fortuna que se alcanza después de tantos nacimientos, las almas exaltadas vienen a este mundo y viven aquí cantando y difundiendo Tus glorias nectáreas que son la vida y el alma de los que sufren en este mundo material al estar desprovistos de Tu amor divino; las cuales son la esencia de las canciones de todos los poetas; las cuales son las destructoras de todos los pecados; que benefician a cualquiera que las oye; y que poseen atracción universal.”

 

Al oír esto, Mahāprabhu abrazó a Pratāparudra, llorando, “¡Bhūri-da! ¡Bhūri-da!” ‘Data’ significa ‘dar’ (দাতা, dador, donador) ¿Quiénes son los más grandes donantes (Bhūri-da) en este mundo? ¿Los que dan dinero y cosas materiales? No, aquellos que distribuyen el Santo Nombre, que propagan Kṛṣṇa-kathā son los verdaderos donantes, los verdaderos benefactores.

 

De esta manera Chaitanya Mahāprabhu nos enseñó. Él también nos enseñó al mostrar algunos ejemplos erróneos.

 

Tal vez han oído que había una señora viuda que tenía un hijo pequeño. Casi todos los días el niño iba donde Mahāprabhu, y Mahāprabhu le daba algo de prasādam. Dāmodar Paṇḍit no podía tolerar eso—él todos los días reprendía al niño, “¿Por qué vienes donde Mahāprabhu todos los días?”. El chico se quejó ante Mahāprabhu al respecto, y Mahāprabhu entendió lo que estaba pasando.

 

Un día, Dāmodar Paṇḍit un poco enojado, le dijo a Mahāprabhu, “Prabhu, si la gente empieza a decir cosas malas acerca de Ti, van a cometer una gran ofensa. ¿Qué pasará entonces? ¿Cómo podré cerrar sus bocas? Tu comportamiento debe ser perfecto. Sé que  no tienes faltas, pero la madre de este niño es muy hermosa, y Tú siempre le das mucho afecto, la gente dirá cosas malas sobre Ti.” Chaitanya Mahāprabhu pensó: “¿Qué estás haciendo? Yo soy un sannyāsī, y él es un brahmachārī, ¡un brahmachārī está reprendiendo y enseñando a un sannyāsī!” Por último, Mahāprabhu eligió a Dāmodar Paṇḍit para ir a Nabadwīp, Māyāpur, a quedarse con Su madre. Le dio algún prasād y un sari para Su madre, y envió de viaje a Dāmodar Paṇḍit.

 

Mahāprabhu pensó que sólo podía confiar en Dāmodar—sólo él podía cuidar apropiadamente de Madre Śachī. Gurudev dijo aún más. ¿Qué está escrito en el Śrī Chaitanya-charitāmṛta? ¿Acaso Madre Śachī vivía sola? También había otra mujer allí—Viṣṇu Priyā—y fue por esta razón que Mahāprabhu eligió a Dāmodar Paṇḍit para ir a Māyāpur.

                             *****************************************************************************

 

  Publicado en Inglés en:

http://scsmathinternational.com/guidance/2015/SAchM-150308-WhereYourDesi...

 

Traducción: Mohita Kṛṣṇa Dās

                   Rohini Nandana Dās

Corrección: Ānanda Kṛṣṇa Dās

                   Mañjarī Devī Dāsī

Tags: 

Contenido relacionado: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos