La Dicha de la Soledad

 Por Su Divina Gracia, Om Viṣṇupād

Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj

Śrī Nabadwīp Dhām,

27 de Febrero 2015

 

Yo contaba ayer esta historia de Prabhupād Śrīla Bhakti Siddhānta Saraswatī Ṭhākur. Supongamos que hay un elefante y una hormiga. La hormiga dice, “¡Oh, el elefante come tanto!”, y algunos pueden pensar que debido a que la hormiga come poco es un sādhu, pero el elefante lleva al Señor Kṛṣṇa sobre su espalda, así que mientras el elefante hace servicio, la hormiga solo muerde.

 

Coman tanto como puedan digerir, “প্রসাদ আকণ্ঠ করিয়া ভোজন সারা দিন কর নাম-সংকীর্ত্তন, prasad akantha kariya bhojan, sara din koro sankirtan, coman hasta su cuello y canten el Santo Nombre todo el día.” No hay problema.

 

Si transitan el camino de la falsa renuncia, pensando: “¡Oh!, no debería quedarme aquí, mejor me voy a Hrisikesh, quedándome allí debajo de un árbol, y haciendo bhajan”, se convertirán en esa clase de sannyāsī; un renunciante falso fumador de ganja. No es bueno. Pueden permanecer en una casa y vivir la vida de un sannyāsī—eso es bueno. No tienen que irse y quedarse solos en el infierno. Prabhupād dijo que si crees que vas a hacer bhajan solo, es simplemente un autoengaño: নির্জনে থাকিবে প্রতিষ্ঠা মাগিবে, nirjane thakibe pratistha magibe. Piensan que van a ir a un lugar apartado para cantar el Santo Nombre, pero van a terminar en un “saṁsāra gītā.” Esta es otra historia que Śrīla Prabhupād contó.

 

Un devoto pensó: “¡Hay mucha gente aquí, no puedo permanecer en este ambiente! Tengo que ir a un lugar apartado”. Fue a una colina y encontró un lugar tranquilo, pensando: “Ahora podré leer el Śrīmad Bhagavad-gītā apropiadamente”.

 

Él leyó el Gītā, pero tenía algún otro deseo material, así que ¿cómo podría leerlo? Se quedó dormido con el libro abierto, y un día una rata vino y se comió unas cuantas páginas del libro. Luego pensó: “¡Tengo que matar a esta rata!”. Él trajo un gato, pero el gato maullaba todo el tiempo porque tenía hambre. Tenía que conseguirle leche, así que trajo una vaca. La vaca daba leche, pero la vaca también siempre lloraba porque también necesitaba comida y cuidado. Así, él consiguió una sirvienta para cuidar de la vaca. El hombre permaneció con la mujer y después de un tiempo se casó y tuvo muchos niños.

 

Un día, su Gurudev decidió ir a ver qué estaba haciendo su discípulo. Llegó a ese lugar y vio que su discípulo tenía una gran familia y se había olvidado de la conciencia de Kṛṣṇa. ¿A dónde fue su Bhagavad-gītā?

 

Prabhupād Śrīla Bhakti Siddhānta Saraswatī Ṭhākur llama a esa familia “una familia del Gītā”, no “una familia de Kṛṣṇa”. Él nos dio este ejemplo. Si sienten siquiera que algún pequeño deseo material está viniendo hacia ustedes, deben eliminarlo de inmediato, de lo contrario, aumentará día a día y demolerá, estropeará su vida espiritual. Este es el significado de esta historia.

 

Publicado en Inglés en: http://scsmathinternational.com/guidance/2015/SAchM-150227-TheBlissOfSol...

 

Traducción: Mohita Kṛṣṇa Dās

Corrección: Rohini Nandana Dās

                   Ānanda Kṛṣṇa Dās

Tags: 

Contenido relacionado: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos