Ningún Otro Refugio

Por Su Divina Gracia, Om Viṣṇupād
Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj
Junio 2001

Debemos servir a Krishna. Ustedes saben que estamos sufriendo de tres tipos de miserias (adhibhautik, adhidaivik, adhyatmik, আধিভৌতিক, আধিদৈবিক, আধ্যাত্মিক: miserias causadas por el propio cuerpo, por la naturaleza, y por otras almas). Sufrimos a causa de nuestros padres, hijos, a causa de algunos insectos y animales, etc. Estamos sufriendo de todo esto, y queremos eliminar este sufrimiento. La única forma de eliminarlo es rendirse totalmente a Krishna. No hay ningún otro refugio. Mahāprabhu dijo

হরের্নাম হরের্নাম হরের্নামৈব কেবলম্ ।
কলৌ নাস্ত্যেব নাস্ত্যেব নাস্ত্যেব গতিরন্যথা ॥

harer nama harer nama harer namaiva kevalam
kalau nasty eva nasty eva nasty eva gatir anyatha

"Sólo el canto del Santo Nombre, el canto del Santo Nombre, el canto del Santo Nombre - no hay otra manera, no hay otra manera, no hay otra manera."
(Śrī Chaitanya-charitāmṛta, Adi-lila, 7.76)

Esta es la era de Kali, y nuestro único deber es cantar el maha-mantra Hare Krishna, excepto esto no hay ningún otro refugio. Si toman el refugio de los pies de loto de Gurudev, si toman refugio en los pies de loto de Krishna, entonces, todo el sufrimiento será retirado de ustedes. No hay ningún otro refugio.

Cuando Mahāprabhu llegó a Nabadwīp, cuando acababa de nacer (hace 517 años), Él siempre estaba llorando y llorando. Alguien le recitaba algún poema, pero Él no dejaba de llorar. Entonces, un devoto empezó a cantar Hare Krishna y de repente Nimāi dejó de llorar. Así es como Mahāprabhu predicó acerca de este maha-mantra Hare Krishna, la rendición, y el Krishna-bhakti.

Una vez, cuando Nimāi tenía tres o cuatro años de edad, mostró que estaba enfermo, y estaba llorando mucho. Era un día de Ekadasi. Su madre, Śachī Mata, le preguntó: "¿Qué ha pasado?" Nimāi dijo, "Quiero ir a la casa de Hiranya Jagadish! Ellos hicieron sandesh para Krishna, Yo quiero comer eso!" Cómo lo sabía? La casa de Hiranya Jagadish era lejos de Nabadwīp, estaba a un kilómetro de distancia, y Él era sólo un niño. Pero Él lo sabía porque Él es el Señor Mismo, Él lo sabe todo. Entonces, Śachī Mata lo llevó a la casa de Hiranya Jagadish, e Hiranya Jagadish felizmente le dio sandesh y algunos otros alimentos. Entonces, Nimāi se puso muy feliz y toda su enfermedad y llanto desaparecieron.

En otra ocasión, también fue en un día de Ekadasi, Nimāi le dijo a Śachī Mata,

"Madre, Yo quiero pedirte algo."

"Qué es?"

"Prométeme que me darás lo que te pido."

"Está bien, voy a darte lo que pides," prometió Śachī Mata.

"Madre, hoy es Ekadasi. Promete que no tomarás nada de arroz en este día."

Śachī Mata lo prometió, y desde ese día ella comenzó a hacer Ekadasi.

En ese momento Jagannath Mishra ya no estaba vivo, por lo que la gente dice que de acuerdo con las leyes de India de las familias de brāhmaṇās, sólo las esposas viudas (que no tienen marido) hacen Ekadasi, pero no es así. Mahāprabhu les dijo a todos, tengan un marido o no, que deben seguir Ekadasi.
— ‹ • › —

Traducido por: Mohita Krishna das
Publicado originalmente en: http://scsmathinternational.com/guidance/2001/0106-NoOtherShelter.php

Tags: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos