Rescatando a Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya

 Por Su Divina Gracia, Om Viṣṇupād

Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj

5 de Abril 2013, Śrī Purī Dhām

 

 

 En la casa de Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya había unas Deidades—Śrī Śrī Rādhā Kṛṣṇa y Mahāprabhu—y todavía están allí. Esas Deidades también fueron atendidas por la hija del rey, Śachī Devī (ella más tarde se convirtió en una gran devota conocida como Gaṅgā Mātā Goswāmīni).

 

En realidad, Mahāprabhu apareció en este mundo para rescatar a Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya.

 

Ustedes saben que Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya era un gran erudito, un gran paṇḍit—un gran ‘todo’—pero al principio no obtuvo la misericordia del Señor: “īśvarera kṛpa-lesa haya yahare, aquellos que han recibido misericordia del Señor pueden entenderlo”. Āchārya Gopīnāth le dijo:

 

“¡Él es el Señor! ¡Él es el Señor Mismo!”

 

“Yo no lo creo. ¿Cómo sabes que Él es el Señor?”

 

“Tú no tienes misericordia, es por eso que no puedes verlo. Yo tengo un poco de misericordia y lo puedo ver”.

 

Poco después de que el cuerpo inconsciente de Mahāprabhu fue llevado desde el templo de Jagannāth a la casa de Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya, los devotos liderados por Nityānanda Prabhu que corrían detrás de Mahāprabhu llegaron a Purī y comenzaron a buscarlo allí. Finalmente, lo encontraron en la casa de Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya y viendo la condición de Mahāprabhu (Él estaba inconsciente y no hablaba, sólo le salía espuma de Su boca), entendieron lo que había sucedido y comenzaron a cantar. Mahāprabhu despertó.

 

Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya estaba sorprendido por la aparición de Mahāprabhu y un día le preguntó: “Oye, tú eres un sannyāsī nuevo. ¿Para qué tomaste sannyās? Sólo tienes veinticuatro años de edad. Deberías estar leyendo el Vedānta y otras Escrituras a esta edad, pero ¿Por qué tomaste sannyās?”. En respuesta a esto, Mahāprabhu dijo humildemente: “Sí, dejé el servicio a Mi madre, es cierto. Me volví loco. Soy una alma caída, ¿qué puedo hacer? Yo ya he tomado sannyās, pero tú eres tan grande, por favor protégeme”. Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya acordó: “Muy bien, siéntate aquí. Yo voy a leer el Vedānta para ti. Escúchame”.

 

Siete días pasaron y Mahāprabhu no hizo ninguna pregunta. Sólo escuchaba y escuchaba. Desconcertado por Su comportamiento, Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya le preguntó: “Mira, navada-sannyāsī (sannyāsī nuevo), he estado leyendo para ti por siete días, pero no has hecho ninguna pregunta, no estás diciendo nada. ¿Cómo voy a saber lo que has entendido?”. Entonces Mahāprabhu habló: “Cuando estás leyendo el Vedānta, puedo entender muy bien, pero cuando lo estás explicando, no puedo entender nada”.

 

Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya estaba asombrado: “¿Qué está tratando de decir este muchacho?” Luego explicó el verso ‘ātmārāmas cha munayo’ (S.B. 1.7.10) en nueve formas diferentes, pero Mahāprabhu le escuchó en silencio y le dio dieciocho significados más en una luz completamente diferente (porque lo que Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya había explicado era māyāvādī bhāṣya). Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya estaba asombrado, sus ojos se pusieron rojos y abultados, “¡He estado enseñando a este muchacho durante siete días, y todo para nada! ¡No entiendo quién es este muchacho! ¡¿Qué es esto?! ¡¿Qué está pasando?!”. Estando enrojecido, empezó a temblar. Incluso en ese momento todavía no podía creer que Mahāprabhu era el Señor Mismo, sólo cuando Mahāprabhu le mostró Su chatuh-bhuja mūrti (forma de cuatro brazos) le hizo por fin dar obediencias. Se inclinó ante Mahāprabhu y no podía levantarse.

 

Así es como Mahāprabhu rescató a Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya.

 

Después de eso, Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya se convirtió en un buen devoto de Mahāprabhu.

 

Una vez, temprano en la mañana, después de ver el maṅgal ārati en el templo de Jagannāth, Mahāprabhu fue a la casa de Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya. (Sārvabhauma Bhaṭṭāchārya nunca iba a el maṅgal ārati, ni siquiera tomaba Jagannāth prasādam, a él no le gustaba.) Mahāprabhu le gritó, “¡Sārvabhauma, Sārvabhauma! ¡He traído prasādam para ti!”

 

“Prabhu, estoy todavía en la cama. No me he cepillado los dientes, no he lavado mi cara”.

 

“¡No, no, no es necesario hacer todo eso para tomar prasādam! ¡No es necesario que primero cepilles tus dientes, primero toma prasād!”

 

Él tomó ese prasādam y desde ese día obtuvo gusto por el prasād. Sārvabhauma Bhaṭṭāchāryaer prasāde bhakti haile (¡Sārvabhauma obtuvo devoción por el prasād!).

 

Hay muchas historias relacionadas con este Purī Dhām, en realidad. Esto es Utkale Puruṣottam: Puruṣottam-kṣetra, Odisha. Utkale significa que, en la era de Kali es elegido como el lugar de advenimiento del Señor en este mundo. Ustedes saben que esto es Kalki-yuga, se dice en las Escrituras que el Señor vendrá a la aldea Sambalpur y matará a todos los yavanas, a todos los mlechchhas. Cantamos en el Nṛsinghadev kīrtan, “mlechchhan murchayate dasakrti-kṛte krsnaya tubhyam namaḥ” (al final de Kali-yuga Tú apareces como Kalki para desconcertar a los mlechchhas, a los degradados hombres de clase baja.) ¡El Señor vendrá a Sambalpur, montando un caballo y con una espada en Su mano matará a todos los mlechchhas!

                      · · • • • · ·

 

Publicado en Inglés en:  http://scsmathinternational.com/guidance/2013/130405-RescuingSarvabhaumaBhattacharya.php

  Corrección y traducción: Mohita Kṛṣṇa Dās

Rohini Nandana Dās

 

Tags: 

Contenido relacionado: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos