Vida de Mono

Por Su Divina Gracia, Om Viṣṇupād
Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj
Śrī Nabadwīp Dhām
31 de Mayo 2013

Gurudev dijo que cuando teníamos antes un cuerpo de cerdo estábamos muy felices comiendo excremento, cuando éramos elefantes también éramos muy felices comiendo muchas plantas - creemos que ahora estamos felices en el cuerpo que tenemos, pero los animales y las aves también son felices y podrán entender también que son más felices que ustedes. Si hago una buena comida, como briyani o pulao, algún alimento opulento y se lo doy a un cerdo, el cerdo no lo comerá, pero si le doy un poco de excremento al cerdo, el cerdo estará muy contento. Siempre luchamos por dormir bien, nos despertamos cada dos horas, cada media hora, siempre estamos ansiosos, tenemos muchos pensamientos en la cabeza, nos preocupamos por el trabajo, por la familia, etc. Por otro lado, podrán ver a un perro de la calle que duerme afuera pacíficamente, también es muy feliz con su cuerpo. Entonces, ¿cuál es nuestra felicidad verdadera y permanente? Debemos entenderlo.

Los brahmachārīs viven en un templo, pero a veces debido al ambiente ilusorio, debido a su mal karma o porque no practican apropiadamente, salen del templo y van a la vida familiar, y puedo decirles qué tipo de "felicidad" obtienen en la vida familiar. ¡Cuánto están sufriendo!

Una vez, un brahmachārī se casó y comenzó su vida familiar (se convirtió en un grihastha, un hombre casado). Trabajaba todo el día, y después del trabajo llegaba a la casa y se iba a la cama, y también pronto tuvo un bebé. Una tarde, cuando el niño estaba jugando afuera, vio a un hombre con un mono entrenado (el hombre estaba ganando dinero exhibiendo las payasadas del mono). Al muchacho le gustó tanto el mono que más tarde ese día, en medio de la noche, cuando todo el mundo ya estaba durmiendo, de repente comenzó a llorar y gritar: "¡Aaaaaw!" La mujer le preguntó: "¿Qué ha pasado?" El chico gritó: "Quiero a ese mono! Tráelo aquí! Quiero ver el mono! Muéstrame el mono!" Por supuesto, eso no era posible - ni siquiera sabían quién era el dueño del mono, ni dónde se había ido. Pero el chico seguía llorando y gritando. ¿Qué hacer? Entonces, la mujer regañó al marido, "Hey, ¿qué estás haciendo? ¡Tu hijo está llorando tanto, molestando tanto y tú solo sabes dormir!" ¡Levántate, haz que tu hijo deje de llorar! " Pero, cómo podía hacer eso? El niño seguía llorando y exigiendo: "¡Yo quiero un mono, quiero ver al mono jugar!" Es un niño, y no lo entiende.

"¡Tengo una idea!" Dijo entonces la esposa.

"¿Qué idea?"

"¡Puedes convertirte en un mono, haré una cuerda con mi sari y tú podrás jugar como un mono!"

Así que, ella ató al marido como un mono y él comenzó a saltar. Subía de un salto, ella lo jalaba, y él bajaba; él saltaba, ella tiraba, y él bajaba, y así sucesivamente. El niño estaba muy feliz. Pronto el padre se puso muy cansado, pero el niño seguía pidiendo: "¡Más, más! ¡Muéstrame más!" Así que, la esposa tiraba del marido, y él tenía que saltar de nuevo... Así es como hacían feliz a su hijo...

¿Entienden cuán austera es una vida familiar? Nuestro único controlador es el Señor, pero ustedes pueden ver cuánta austeridad hay en una vida familiar - la esposa controla al esposo, "Ve allí! Trae dinero! Gana dinero! Hazme feliz!". Y así sucesivamente. Es un buen ejemplo para los brahmachārīs.

Ya tuvimos este tipo de disfrute antes, en otros cuerpos, y en esta vida estamos de nuevo haciendo lo mismo, pero debemos entender que nuestra vida es muy corta - debemos entender cuál es nuestro deber en este cuerpo humano... Debemos entender esto claramente.

Jay Gurudev!

· · • • • · ·

Traducido por: Mohita Krishna das
Publicado originalmente en: http://scsmathinternational.com/guidance/2013/130531-MonkeysLife.php

Tags: 

Contenido relacionado: