Vigraha No es una Estatua

 Por Su Divina Gracia, Om Viṣṇupād

Śrīla Bhakti Nirmal Āchārya Mahārāj

7 de Marzo 2011

 

 

 Sākṣād Vrajendra Nandan. Vigraha no es una estatua. Es por esto que se ha dicho: śrī-mūrtira śraddhāya sevana [la adoración a la Deidad con fe]. Esto está sucediendo en todas partes, pero cuando se le hace una ofrenda a la Deidad hay que tener śraddhā, fe plena.

 

Ustedes conocen la historia de Arjun Miśra — el Señor Mismo vino a él cuando era un niño. Hay otra historia también. Había un esposo y una esposa, y tuvieron un hijo. Todos los días ellos hacían pūjā, ofrecían bhoga, hacían de todo. Su Gurudev les había dicho, “Ofrezcan bhoga y siempre tomen prasādam”, pero ellos no tenían tanta fe en que Kṛṣṇa en realidad aceptaba lo que le daban; “le das algo a Kṛṣṇa, pero ves que el mismo plato regresa de la sala del altar, así que ¿cómo se puede decir que Kṛṣṇa lo toma?”. Así, un día el esposo y la esposa le pidieron a su hijo Raghunandan Ṭhākur,  que ofreciera el bhoga, y se fueron al mercado. Raghunandan hizo la ofrenda, pero vio que la Deidad no la estaba tomando. Tomó un palo y acusando a la Deidad le dijo, “Hey, Mi madre te ofrece todos los días y tú lo tomas, y cuando yo te lo ofrezco, no lo tomas. Hoy un niño viene a ofrecerte algo y tú lo estás descuidando. ¿Por qué no estás tomando lo que te doy?”. De esta manera le habló a la Deidad, y la Deidad comenzó a tomar la comida.

 

Después de eso, sus padres regresaron del mercado y vieron que toda la comida había desaparecido. Su madre preguntó,

 

“¿Dónde está el prasādam?”

 

“¿Prasādam? Hoy cocinaste menos, y Kṛṣṇa, la Deidad, se lo comió todo”.

 

“¿Qué? El Ṭhākur [la Deidad] nunca lo toma cuando se lo ofrezco. Tal vez se lo diste a algunos de tus amigos, de lo contrario, ¿Adónde pudo haberse ido todo?”

 

“No, yo no hice nada malo”. Él comenzó a llorar, y su madre estaba asombrada.

 

Por la noche, ella había terminado de cocinar y envió a su hijo de nuevo a hacer la ofrenda. Raghunandan fue de nuevo allí y habló con la Deidad, “Ahora come. A la hora del mediodía te comiste todo, y ahora no estás comiendo. Come, de lo contrario mi madre me va a golpear. Ella no me va a creer. Tómalo”.

 

Su madre oyó su voz y miró a través de un agujero en la puerta. Ella vio que estaba hablando con la Deidad y la Deidad estaba tomando el bhoga. Ella quedó atónita.

 

Así sucedió.

 

Śachī Mata una vez también estaba cocinando y llorando, “Si sólo Nimāi estuviese aquí hoy, entonces él tomaría esta ofrenda. A él le gusta esto y esto…”. Ella estaba pensando en eso y llorando.

 

Un día Nārada Goswāmī le preguntó al Señor: “¿Dónde te quedas, Prabhu?”. Y el Señor le respondió: “Yo me quedo en la casa de Śrīvās Paṇḍit, en la cocina de Śachī Mātā, donde esté bailando Nitāi, y en la casa de Rāghava Paṇḍit (su hermana Damayantī cocina para mí todos los días). Estos son los cuatro lugares donde me quedo”.

 

“A Nimāi le gusta mucho esto, pero Él no está aquí, ¿quién se lo comerá? ¿Quién lo va a tomar?”. Śachī Mātā siempre piensa así, y lágrimas salen de sus ojos. Ella cocina y llora.

 

Una vez Mahāprabhu envió a Dāmodar Paṇḍit donde Śachī Mātā, otro día envió a Nityānanda Prabhu, y en otra ocasión envió a Jagadānanda Paṇḍit con un trozo de tela. Mahāprabhu le pidió a Jagadānanda Paṇḍit una vez para que fuese y le dijera a Su madre que cocinara en cierto día algunas preparaciones, y Él iría a comerlo todo. Jagadānanda le dijo eso a Śachī Mātā. En ese día, el día de Saṅkrānti (Saṅkrānti significa el fin del mes de Pausa, la temporada de invierno, Diciembre-Enero), en el que también hacen algunos pithas especiales [tortas], Śachī Mātā cocinó patishapta, saruchakli, y muchas otras cosas para Nimāi.

 

A veces con lágrimas ofrecía el bhoga y luego veía que el plato estaba vacío. Nimāi había llegado y se comía todo, pero ella pensaba que tal vez se había olvidado de ofrecer. Ella iba a ver las ollas, y las ollas estaban llenas (se puede ver que era una ilusión). A veces ella también sospechaba de su yerna, Viṣṇu Priyā, “Tal vez ella se lo ha comido”.

 

Kṛṣṇa toma todo lo que un devoto le ofrece. A veces Kṛṣṇa incluso toma la cascara de la banana — la esposa de Vidura una vez le dio cascara de banana y Kṛṣṇa la tomó. ¿Ven? El Señor lo toma. Pero aquellos que no son devotos no pueden ofrecerle nada al Señor — ellos dan algo, pero piden algo a cambio, tienen deseos internos, un humor de extraer. Eso no es bhajan niṣkām, sevā niṣkām, sino sakām. Si ofreces algo, no debes mantener ningún tipo de deseos, no debes pedir nada. Debemos tener rendición incondicional, un humor incondicional. Todo es misericordia sin causa, ahaitukī-kṛpā.

 

Una vez, Nimāi fue a la casa de Śrīdhar Paṇḍit y pidió un poco de agua, pero Śrīdhar Paṇḍit no tenía un vaso apropiado — tenía uno pero con un agujero; pero Nimāi tomó agua en ese vaso. En otra ocasión, Mahāprabhu tomó el tallo del banano preparado por él. Era su favorito, y además jugaba con Śrīdhar Paṇḍit — él tomaba el tallo del banano, pero Śrīdhar Paṇḍit no quería dárselo. Nimāi se lo quitaba de las manos a Śrīdhar Paṇḍit, y como ese tallo era resbaladizo, a veces a Śrīdhar Paṇḍit se le iba de las manos y se caía.

 

En el tiempo de Mahāprabhu, la instalación de Su Deidad ocurrió en tres lugares — la Deidad de Viṣṇu Priyā, la Deidad de Gaurī Dās Paṇḍit en Kalna, y la Deidad de Dvija Vāṇīnāth. Después de eso, Vṛndāvan Dās Ṭhākur instaló la Deidad — él siempre sirvió a Nitāi, Nityānanda, pero la forma de Mahāprabhu llegó luego, después de la partida de Mahāprabhu. En Kalna, las Deidades de Gaurī Dās Paṇḍit se auto manifestaron, y también en muchos otros lugares, la Deidad se manifestó.

 

El Señor quiere nuestro servicio. Él viene a rescatar a todo el universo, y Él viene en la forma de la Deidad — a veces como Él Mismo, y a veces a través de Sus devotos. Hoy es el día en el que Rādhā Ramaṇ Sundar llegaron al templo de Kaikhali a través de Gurudev. Algunas Deidades llegaron a través de Guru Mahārāj; y Gurudev instaló algunas Deidades. También la Deidad de Mahāprabhu está ahora en varios países. Pienso que algunos lugares están a miles de kilómetros de distancia, pero Mahāprabhu ha ido hasta allí, y ahora están adorando a la Deidad. Cuán misericordiosa es la Deidad, cuán misericordioso es Mahāprabhu, y cuán misericordioso es Nityānanda Prabhu — Ellos rescatan a las almas-jīvas en todo el mundo.

                      ***********************

Publicado en Inglés en: http://www.scsmathinternational.com/guidance/2011/SAchM-110307-VigrahaIsNotADoll.php

 

Traducción: Rohini Nandana Dās

Corrección: Ānanda Kṛṣṇa Dās

 

Tags: 

Contenido relacionado: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos