Padmini Ekadasi

Domingo, 28 Junio 2015 - 3:30am

Ayuno de granos, consulte con sus autoridades locales la fecha apropiada para el ayuno de acuerdo a su ubicación geográfica.

Recomendaciones de Srila Bhakti Sundar Govinda Dev-Goswami Maharaj para cumplir Ekadasi

(De una carta a Sripad Janardana Maharaj, 28 de Junio 1999)

En Ekadasi todas las frutas y raíces pueden ser tomadas, a excepción de la remolacha, zanahorias y tomate. Tampoco es bueno comer espinaca, col (repollo), ni lechuga. En ninguna parte se menciona el coliflor porque no existía en esos tiempos, pero vimos que Srīla Guru Maharaj lo permitió. También es aceptable la calabaza (auyama), calabacín y otras clases de calabaza. Después de todo, las raíces y las frutas son el estándar, así habrá que considerar lo que sea bueno. Sobre las especies en Ekadasi, Srila Guru Maharaj dijo: “raíz de jengibre, comino, pimienta negra ¡y nada más!”.

De hecho, en Ekadasi simplificaremos nuestra comida, no tomaremos ni mucha cantidad ni mucha variedad. Generalmente un subji, algo de tapioca, un poco de chana (queso fresco de leche) o leche, quizás algunas badam bhaja (nueces), y frutas. Ese es el estándar.

Tuyo afectuosamente

Swami B.S. Govinda

 

Historia:

Suta gosvani dice: Maharaja Yudhisthira dijo: Oh, Janardana!, cuál es el nombre del Ekadasi que ocurre durante la quincena del extra año bisiesto del mes?. Cómo uno lo observa esto apropiada­mente? Por favor narralo esto a mí.

La Suprema Personalidad de Dios Sri KRSNA respondió: Oh, Panda­va!, el meritoso Ekadasi que ocurre durante la quincena del mes extra es llamado Padmini. Esto es muy auspicioso. La afortunada alma que observa esto con gran determinación y fe podría retornar a mi morada personal. Este extra mes de Ekadasi es como muy poderoso tal como para quemar todos los pecados. Hasta el Señor Brahma no puede purificar esto suficientemente. Hace mucho tiempo el Señor Brahma dijo al Señor Narada acerca de este liberador Ekadasi que mueve todos los pecados.

Señor KRSNA, el de los ojos de loto se vuelve muy complacido por las preguntas de Yudhisthira, le habló con las siguientes dul­ces palabras: Oh, Rey!, por favor escucha cuidadosamente como Yo te narro el proceso de ayunar en Padmini Ekadasi que es raramente hecho por los grandes sabios.

Uno debería comenzar su ayuno en Dasami, el día anterior de Eka­dasi, por no comer ningún urad dal, pink dal, grabanzos, espinacas, miel o agua de mar y también por no comer en la casa de otros o comer en platos de metal. Estas 8 cosas podría ser evitadas. Uno debería comer solo una vez en Dasami, dormir en el piso y permane­cer célibe. En Ekadasi el devoto podría levantarse temprano en la mañana pero no debería lavarse sus dientes. Entonces él debería tomar un baño en lugar de peregrinaje si es posible.

Cantando los sagrados himnos de los Vedas, él debería untar su cuerpo con excremento de vaca mezclado con arcilla, pasta de semi­llas de sesamo, pasta Kusa, y polvo de frutas de Amalaki. Entonces el devoto deberá tomar otro baño, después él debería cantar las siguientes oraciones:

" Oh, Sagrada arcilla!, tú has sido creada por el Señor Brahma, purificado por Kasyapa Muni y levantado por el Señor KRSNA en su forma de Varaha, la encarnación de jabali. Oh, arcilla!, por favor purifi­ca mi cabeza, ojos, y otras partes.
Oh, arcilla!, Yo ofresco mis respetuosas reverencias a tí. Bon­dadosamente purificame asi Yo puedo adorar al Señor Hari el Supremo Señor ".

" Oh, escremento de vaca! tú posees medicinas y cualidades anti­septicas porque tú has venido directamente del estómago de nuestra madre Universal, la Vaca. Tú puedes purificar el entero planeta tierra. Por favor acepta mis humildes reverencias, aceptame y purifica­me ".

" Oh, frutas de Amalaki!, por favor acepta mis humildes reverencias, tú has tomado tu nacimiento de la saliva del Señor Brahma y de esa forma por tu presencia el planeta entero se purifica. Bondadosa­mente lavame y purifica mis partes de mi cuerpo".

" Oh, Supremo Señor Visnu!. Oh, Dios de los dioses!. Oh, maestro de todo el Universo!. Oh, sostenedor de la Caracola, el disco, la maza y la flor de loto, por favor permiteme bañarme en todos los lugares santos de peregrinaje ".

Recitando estas excelentes oraciones, Cantando matras al Señor Varuna y meditando en todos los lugares de peregrinaje localizado en el Ganges uno debería bañarse en cualquier parte del cuerpo con agua. Entonces, Oh, Yudhisthira!, el devoto debería frotarse su cuer­po, de esa forma purificando dientes, pecho, brazos y cara como un prelurio a la adoración. Oh, Señor!, quien viste brillantes vestimentas amarillas y da placer a todas las criaturas. Por hacer esto el devoto debería destruir todos los pecados. Después de todo esto podría cantar el sagrado Mantra Gayatri, ofrecer reverencias a los antepasados y entonces entrar al templo del Señor Visnu para adorar al Señor Narayana el esposo de Laksmi devi.

Si es posible, el devoto debería entonces formar murtis de Radha - KRSNA o Siva - Parvati de oro y ofreciendole adoración devocional.

En este especial Ekadasi el devoto debería danzar y cantar estáticamente ante la deidad. El debería evitar prajalpa ( hablar innecesariamente) y no debería hablar o tocar a los de bajo nacimiento o a una mujer en su periodo menstrual.

En este día él debería ser especialmente cuidadoso de hablar la verdad y no criticar a nadie ante la Deidad del Señor Visnu, los brahmanas o el maestro espiritual. Mejor con otros devotos el podría escuchar a los vaisnavas leer las glorias del Señor Visnu de los Puranas.

Uno debería tomar o tocar agua de sus labios en este Ekadasi y uno que es incapaz de ejecutar esta austeridad podría tomar solo agua o leche. De otro modo el ayuno no es considerado roto. Uno podria permanecer despierto toda la noche cantando y tocando ins­trumentos de música para el placer trascedental de la Persona Suprema.

Por permanecer despierto la primera parte de la noche del Ekadasi consede al devoto el mismo mérito de ser ganado por el Agnistoma - yajña. Permanecer despierto durante la segunda parte de la noche consede el mérito de ejecutar un Vajapeja - yajña. Permaneciendo despierto durante la tercera parte da a uno el mismo mérito ganado por ejecutar un Asvamedha - Yajña. Y uno quien permanece despierto otra vez toda la noche recive todos los méritos mencionados como también el mérito de tener que ejecutar un Rajasuya - yañja. De esa manera no hay mejor manera del día de ayuno que Padmini Ekadasi.

Nada puede ser comparado con esto cualquier fuego de Sacrifi­cio, conocimiento, educación o austeridad. De esa forma quienquiera que observa este sagrado Ekadasi recive el mérito obtenido por bañarse en todos los lugares de peregrinaje en el mundo. El podría entonces alimentar a un brahmana cualificado y res­petadamente el murti del Señor Kesava y llenar el pote con pura agua. Este regalo podría dar liberación para el futuro.

Oh, libre de pecado Yudhisthira!, como Yo he suplicado, Yo he descrito las reglas y regulaciones, como también el beneficio de Ekadasi que ocurre durante la quincena del extra mes del año bi­siesto. Ayunar en este día de Padmini consede igual mérito ganado por ayunar en todos los otros Ekadasis. Ahora por favor escucha cuidadosamente como Yo te narro este fascinante acontecimiento conectado a este sagrado día. Agastya Muni una vez recitó esta historia a Naradaji.

Agastya Muni una vez tuva una ocación de rescatar a Ravana de la prisión de Kartaviryajuna y escuchando de este evento Narada Muni le preguntó a su amigo: Oh, el más grande de todos los sabios!, hasta Ravana derrotó a todos los semidioses incluyendo al Señor Indra, cómo pudo Kartaviryajuna derrotar Ravana, quien era diestro en batalla.

Agastya Muni respondió: Oh, gran Narada!, durante el Tetra Yuga (el padre Kartaviryarjuna) tomo nacimiento a la dinastía Haih­aya su capital era Mahismati y él tenía mil reinas quienes lo ado­raban al rey. Ninguna de ellas sin embargo era capaz de darle un hijo que el quería. El ejecutó sacrificios y adoró a los semidioses y antepa­sados pero justo el estaba maldecido por algunos sabios, el rey no podía disfrutar su reino como un hombre hambriento que no puede controlarse sus sentidos.

El rey Kartavirya cuidadosamente consideró su promesa y enton­ces decidió ejecutar severas austeridades para alcanzar su meta. Una de las reinas Padmini quien había nacido en la dinastía Iksvaku quien era la mejor de todas las mujeres y quien era la hija del rey Hariscandra vio al rey partir. Ella sintió esto, como era una casta esposa su deber era seguir los pasos de su amado esposo. Ella siguió a su esposo a través del bosque. Como último el rey Kartavirya alcanzó la montaña Gandhamadana donde el ejecutó severas austeridades y penitencias por 10.000 años meditando y adorando al Señor Gadadhara quien sostiene una maza. Pero aún así él no conseguía su hijo.

Padmini pensó una solución a su problema, ella fue a la casta Anasuya, con gran reverencia Padmini dijo: Oh, gran dama!, mi querido esposo ha estado ejecutando sacrificios por 10.000 años pero el Señor Kesava que solo remueve todas las actividades, no se siente complacido con El. Oh, la más afortunada!, por favor dime un día de ayuno que noso­tros podemos observarlo y de esa forma complacer al Supremo Señor con nuestra devoción asi que él podría bendecirme con un bello hijo que para después gobernará el mundo como emperador.

Escuchando las palabras de Padmini quien era muy casta y pro­funda devota de su esposo la gran Anasuya respondió a ella en un modo muy jovial: Oh, hermosa dama de ojos de loto!, generalmente hay doce meses del año pero después de cada treinta y dos meses hoy un mes extra añadido que son llamados Padmini Ekadasi y Parama Ekada­si.

Tu podrías ayunar en esos días y permanecer despierto a través de la noche. Si tú haces eso la Suprema Personalidad de Dios Hari podría bendecirte con un hijo.

Oh, Narada!, de esta manera Anasuya, la hija del sabio Kardama, explicó la potencia de estos especiales Ekadasis. Escuchando esto Padmini especialmente siguió las instrucciones para cumplir el deseo de un hijo.

Padmini ayunó completamente hasta de agua y permaneció des­pierto toda la noche cantando las glorias de Dios y bailando en éxtasis. El Señor Kesava se sintió muy complacido con ella y apareció ante ella montando el gran Garuda.

El Señor dijo: Oh, hermosa!, tú me has grandemente complacido por ayunar en este especial Ekadasi del extra mes por favor dime para una bendición.

Escuchando estas sublimes palabras del observador de todo el universo, Padmini ofreció al Supremo Señor devocionales oraciones y le preguntó por el deseo de su esposo.

El Señor KRSNA estaba ya incitado para responder: Oh, gentil dama!, Yo estoy muy feliz contigo porque me has querido a mi con esto y el Ekadasi que ocurre durante este mes son los más queridos por mi de todos los Ekadasis. Tú has seguido las instrucciones de Anasuya perfectamente y de esa forma Yo podría hacer algo para complacerte. Tú y tú esposo podrían tener el hijo que tú deseas.

El Señor quien remueve la pena de todo el mundo entonces hablo al rey Kartavirya: Oh, rey!, por favor preguntame cualquier dicha que tú quieras llenar el deseo de tu corazón porque tú querida esposa me ha complacido grandemente.

El rey estaba muy feliz de escuchar esto. Naturalmente él preguntó acerca de su hijo que quería tener hace mucho tiempo: Oh, destructor del demonio Madhu!. Oh, maestro del universo!, amistosamente concedeme un hijo y que nunca podré ser conquistado por semidioses, seres humanos, culebras, demonios, duendes y siempre que sea prote­gido por tí.

El Supremo Señor inmediatamente respondió: así sera y desapare­ció.

El Rey estaba muy complacido con su esposa y retornó a su palacio en su companía Padmini de pronto estaba embarazada y Karta­virya apareció con su hijo.

El Supremo Señor Sri KRSNA concluyó: Oh, sin pecado Yudhisthira!, como tú has inquirido de mi, Yo he explicado a tí el poder de este especial Ekadasi.

Oh, mejor de todos los Reyes!, que quiera que observa este ayuno seguramente obtiene mi morada personal. Y similarmente si tu quie­res todos los deseos llenados, tú podrías cumplirlos.

Escuchando estas palabras del amado Kesava, Dharmaraja (Yud­histhira) se convirtió lleno de dicha y cuando el tiempo se acercó el finalmente cumplió Ekadasi.

Suta Gosvami concluyó: Oh, sabio Savnaka!, Yo he explicado a tí todo acerca de este meritoso Ekadasi que ocurre durante el extra mes del año bisiesto, cuidadosamente siguiendo las reglas y regula­ciones se vuelve glorioso y va de regreso a Dios. Y uno quien escucha o lee acerca de estos Ekadasis podría obtener gran mérito de entrar a la morada del Señor Hari.

De esa forma termina la narración de la glorias de Padmini Ekadasi, Ekadasi que ocurre durante la quincena del mes del año Bisiesto el Skanda Purana.

Event type: 

Tags: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos