Parama Ekadasi

Domingo, 12 Julio 2015 - 3:30am

Ayuno de granos, consulte con sus autoridades locales la fecha apropiada para el ayuno de acuerdo a su ubicación geográfica.

Recomendaciones de Srila Bhakti Sundar Govinda Dev-Goswami Maharaj para cumplir Ekadasi

(De una carta a Sripad Janardana Maharaj, 28 de Junio 1999)

En Ekadasi todas las frutas y raíces pueden ser tomadas, a excepción de la remolacha, zanahorias y tomate. Tampoco es bueno comer espinaca, col (repollo), ni lechuga. En ninguna parte se menciona el coliflor porque no existía en esos tiempos, pero vimos que Srīla Guru Maharaj lo permitió. También es aceptable la calabaza (auyama), calabacín y otras clases de calabaza. Después de todo, las raíces y las frutas son el estándar, así habrá que considerar lo que sea bueno. Sobre las especies en Ekadasi, Srila Guru Maharaj dijo: “raíz de jengibre, comino, pimienta negra ¡y nada más!”.

De hecho, en Ekadasi simplificaremos nuestra comida, no tomaremos ni mucha cantidad ni mucha variedad. Generalmente un subji, algo de tapioca, un poco de chana (queso fresco de leche) o leche, quizás algunas badam bhaja (nueces), y frutas. Ese es el estándar.

Tuyo afectuosamente

Swami B.S. Govinda

 

Historia:

Maharaja Yudhisthira dijo: Oh, Señor Supremo!, cuál es el nombre del Ekadasi que ocurrió durante la quincena del mes del año bisiesto?, también, Oh, maestro de todo el Universo!, cuál es el proceso por observarlo apropiadamente? Amistosamente narra todo esto a mí.

La Suprema Personalidad de Dios el Señor Sri KRSNA respondió: Oh, Yudhisthira!, el meritoso día de Ekadasi es llamado Parama Ekada­si. Este concede la gran bendición de una vida disfrutable y ulti­mamente liberación de nacimiento y muerte. El proceso por observar este es similarmente a observar el Ekadasi que ocurrió en el mes de Kartika. Se dice en este Ekadasi que uno podría adorarme, el mejor de todas las entidades vivientes, con amor y devoción. En esta conección Yo voy ahora a decirte una maravillosa historia como Yo escuche esto de los grades sabios en la ciudad de Kampilya.

Una vez un piadoso brahmana llamado Sumedha residió en Kampil­ya con su esposa quien era extremadamente casta y devota de su esposo. Una reación de haber cometido algunos pecados en su vida previa, Sumedha estaba sin nada de dinero o comida, granos y hasta él mendigó a mucha gente por comida. El no pudo obtener ninguna cantidad substancial. El difícilmente tuvo que adquirir ropa o amparo por él mismo a su bella joven esposa quien tenía un exelente caracter porque le continuaba sirviendo a su esposo fielmente.

Viendo todo esto y lamentando su mala suerte, Sumedha un día le dijo a Pavitra: Mi querida esposa, Oh, la más hermosa!, Yo he pedido limosnas del rico pero recivo escasamente migajas. Qué podré ha­cer? Qué posible alivio hay para nuestra pena? Dónde podría yo ir por alivio? Oh,la más obediente y amada esposa, sin suficiente ri­queza un hombre de casa nunca puede estar satisfecho. De esa manera por favor permitene ir al extranjero y obtener riqueza. Si Yo hago tal esfuerzo, Yo podría ciertamente obtener cual­quier fortuna que Yo estoy destinado a disfrutar. Sin hacer algún tipo de esfuerzo, una persona no puede satisfacer sus deseos o satisfacer sus necesidades. de esa forma un hombre sabio dice que el esfuerzo entusiasta es siempre auspicioso.

Escuchando a su esposo hablar estas palabras, Pavitra juntó sus palmas y con sus ojos sobrecogidos con lágrimas le habló con gran respeto y aflicción: Yo pienso que no hay gran o más sabio que tú mi querido. Sin embargo las escrituras dicen que cualquier riqueza que una persona obtiene en su vida es dada por su caridad previa y si él no ha dado gran caridad en su vida previa entonces si él podría sentar encima una cantidad de oro tan grande como el monte Sumeru, él se quedará pobre. Cualquier caridad que una persona da en nombre en forma de educación, dinero, tierra fertil entonces se retornara a él en su vida futura. Nosotros ganamos lo que noso­tros hemos ganado. Cualquier cosa lo que el Señor del destino, El creador ha escrito de la fortuna de alquien ciertamente vendrá. Nadie obtiene nada de riqueza sin haber dado caridad en su vida previa.

Oh, mejor de los brahmanas!, nosotros estamos ahora pobres en nuestra vida previa nosotros no hemos dado caridad a personas correctas. De esa forma, Oh, agraciado esposo!, tú podrías permanecer aquí conmigo, sin tí Yo no puedo vivir ni siquiera por un momento. Despojada de su esposo, una mujer no es bienvenida por su padre, madre, hermano, su suegro u otros miembros de la familia. Todos dirían: Tú has perdido a tú esposo, tú estas con mala suerte. De esta manera Yo podría estar criticada severamente. Por favor de esa forma permanece aqui conmigo y estar satisfe­cho con cualquier riqueza que se pueda conseguir. Cualquiera está destinado, nosotros podríamos obtener una maldición de tiempo y después disfrutar aquí en perfecta felicidad.

Escuchando estas paulativas palabras de su esposa Sumedha decidió permanecer en su nativa villa.

Un día el gran sabio Kaun­dinya llegó a su palacio y viendolo al brahmana Sumedha y su esposa se pusieron ante El y entonces le ofrecio sus respectivas reveren­cias. Con su cabeza agachada, Sumedha le dió la bienvenida. Noso­tros estamos muy afortunados de contemplarlo aquí hoy día, Oh, el más grande de todos los sabios!, mi vida se ha vuelto satisfecha y Yo estoy muy obligado a tí.

Sumehda ofreció a Kaundiya Muni un confortable sitio y alta­mente lo celebró sus austeridades y aprender por tener una darsana hoy. Dijo Sumedha: Yo me he vuelto muy afortunado.

Y después Pavitra le preguntó al mendicante: Oh, el más grande dabio!, que procesó nosotros podemos seguir de ser librado de nuestra pobreza?, cómo puede una persona quien no ha dado nada de caridad en su vida previa conseguir una buena familia, mucha riqueza, y una fina educación en esta vida? Mi esposo quiere dejarme aquí e ir al extranjero a conseguir limosnas pero yo le he pedido a El de perma­necer aquí conmigo. Yo humildemente le digo que si uno le falta riqueza en la presente vida es porque no se ha dado caridad en la vida previa. Así que El ha consentido quedarse aquí. Esto es solo por mi gran fortuna que tú misericordiosamente has venido aquí hoy. Ahora nosotros estamos ciertamente para ver el final de nuestra pobreza muy pronto.

Oh, el mejor de los brahmanas!, por favor dinos cómo nostros podemos ser libres de esta miceria perpetua? Oh, misericordioso sabio!, amistosamente describe algunos significados, un lugar de pere­grinaje que nosotros podríamos visitar, un día de ayuno que nosotros podremos observar o una austeridad que nosotros podríamos ejecutar para que nuestra mala fortuna termine para siempre.

Escuchando esta sincera suplicación de una dama paciente, el gran sabio Kaundinya reflecto silenciosamente por un momento y entonces dijo: Hay un ayuno muy querido a la Suprema Personalidad de Dios el Señor Hari. Ayunando en este día anula toda clase de pecados y remueve todas las miserias causadas por la pobreza.

Este día de ayuno, ocurrió durante la parte del extra mes del año bisiesto es conocido como Parama Ekadasi. Este es el mejor día del Señor Visnu. Este Ekadasi si concede todas las necesidades de las vidas como dinero, granos alimenticios y como último da la liberación.

Cuando la noche de este día viene, uno podría comenzar cantando las glorias del Señor y cantando en extasis y podría continuar a través de la noche entera. Este Santo ayuno era una vez observado por el Señor Kuvera. cuando el Señor Siva lo vio que estrictamente lo estaba observando, Siva se volvió muy complacido con El, el tesoro del Cielo.

También el Rey Haricandra ayuno en este Ekadasi después de su querida esposa e hijo habían sido vendidos el Rey fue capáz de recu­perarlos. De esa forma el gobernó su reino con ningún tipo de impedimentos.

De esa forma, Oh, dama de grandes ojos!, tú podrás observar este sagrado día de Parama Ekadasi siguiendo las reglas y regulaciones y permanecer despierto toda la noche.

El Señor KRSNA continuó: Oh, Yudhisthira!, hijo de Pandu, de esta manera Kaundiya Muni misericordiosamente instruyó a Pavitra acerca del ayuno de Parama Ekadasi.

Entonces él le dijo a Sumedha: En Dvadasi, el día después de Ekadasi, tu podrías observar Pancaratrika ayuno de acuerdo con las reglas y regulaciones. Después de tomar un baño temprano en la mañana tú y tú buena esposa ambos, tus parientes y los de tu esposa, podrían ayunar cinco días.
Entonces tú podrías volverte completamente elegible a regresar a casa a la morada del Señor Visnu. Una persona quien simplemente usa un solo sitio durante estos cinco días va a los planetas celestiales. Quienquiera que alimenta a un brahmana cualificado en estos 5 días en efecto complace a todos los semidioses, seres humanos.

Cualquiera que da a una persona docta un pote lleno de semillas de sesamo, reside en los planetas celestiales por muchos años como la cantidad de semillas en el pote.
Quienquiera que dona un pote de agua a un brahmana nacido por segunda vez durante los cinco días de período de ayuno gana igual mérito por donar el entero planeta tierra en caridad.
Uno quien dona un pote con aceite con oro seguramente va a la morada de Dios del sol después de disfrutar los placeres del plane­ta tierra. Quienquiera que permanece célibe durante estos cinco días podría obtener felicidad celestial con las virgenes de Indraloka.

De esa forma, ambos de ustedes Sumedha y Pavitra podrían ayu­nar durante estos cinco días de Pancaratrika para ser recompensado con granos y riquezas por el resto de sus vidas en este planeta. El mundo espiritual podría ser tú morada más adelante.

Escuchando este sublime aviso, El brahmana Sumedha y su esposa Pavitra observaron Parama Ekadasi, el ayuno de Pancatrika y muy pronto después de ellos contemplaron un hermoso principe acercandose del palacio real. Por ordenes del Señor Brahma, el principe les dió una hermosa y exquisita casa amoblada y los invitó a ellos a vivir en ella. Alabandole sus austeridades y penitencias, él también le dio una entera villa, entonces el retornó al palacio. De esa forma Sumedha y su esposa disfrutaron toda clase de facilidades en este mundo y como último fueron a la morada del Señor Visnu.

Quienquiera que observa un ayuno en Parama Ekadasi y también el ayuno de Pancaratrika es librado de todos los pecados y después de disfrutar aquí él retorna a Visnuloka como hizo el Brahmana Sumedha y Pavitra.

Esto es imposible, Oh, Yudhisthira!, el calculable extenso de mérito que uno obtiene por ayunar en Parama Ekadasi, tal observan­cia es igual a baño de lugares de peregrinaje tal como el lago Puskara y el río Ganges, dando vacas en caridad y ejecutar todo tipo de actividades religiosas.

Uno quienquiera en este día también completa todos los ofreci­mientos de respetos a los antepasados en Gaya, él ha, en efecto, ayu­nado en todos los otros días auspiciosos.

Como en el orden social del brahmana es considerado el mejor. Entre las criaturas de 4 patas, la vaca es la mejor y entre los semidioses, el semidios Indra es el mejor. Entre todos los meses, los meses extra del año bisiesto es el mejor.

El ayuno Pancaratrika, el ayuno de los cinco días del mes extra del año bisisesto, se dice que esto remueve toda clase de abomina­bles pecados. Pero el ayuno en Parama y Padmini Ekadasi destruye todos los pecados de la persona. Si una persona es incapáz de ayunar en estos días el podría observar los ayunos durante el mes extra de acuerdo con su habilidad.

Una persona quien después de recibir un nacimiento humano no toma un apropiado baño durante este mes extra y entonces observa estos Ekadasis que son muy queridos por el Señor Hari, comete sui­cido y sufre en el ciclo de 8'400.000 especies.

El nacimiento de ser humano es muy raro y se dice que es para acumular mérito y ejecutar liberación. De esa forma uno debería del todo observar el ayuno de este auspicioso día de Parama ekada­si.

El Señor KRSNA concluyó: Oh, libre de pecado Yudhisthira!, como tú has preguntado, Yo te he descrito el maravilloso mérito que uno puede obtener por ayunar en este Ekadasi llamado Parama que ocurre durante la parte del extra mes del año bisisesto. Tú podrías ob­servar este ayuno si fuera posible.

El Rey Yudhisthira hizo exactamente como el Señor KRSNA lo había instruído y así hicieron todos sus hermanos y su esposa, Draupadi. Después de disfrutar placeres que lograron en el mundo mate­rial ellos retornaron a casa, de vuelta a Dios. Quienquiera que después de tomar un baño propio observa un ayuno en estos dos Eka­dasis del extra del mes, podrían ir al cielo y finalmente obtener la morada del Señor Visnu, y como el viajo ahí el fue alabado y adorado por todos los semidioses.

De esa forma termina las glorias de Parama Ekadasi, el Ekadasi que ocurre durante la quincena del extra mes del año bisiesto del Skanda Purana.

Event type: 

Tags: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos