Cualidades Distintivas de los Vaisnavas

Image
Srila Acharyadev
Lectura en 8 Min.

Por Su Divina Gracia, Om Visnupad
Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Kolkata, a todo el mundo, 18 de Abril 2021, parte 5

 

[Un devoto expresa preocupación porque Su Divina Gracia realiza un largo viaje en tren a Vrindavan]. El viaje en tren no es ningún problema. Cuando uno viaja en tren se siente un poco aburrido porque no hay trabajo, no hay servicio, solo se está sentado en el tren sin hacer nada. No hay austeridad en ello. En la época de Mahaprabhu, Mahaprabhu, Srila Rupa Goswami y Srila Sanatan Goswami caminaron hasta Vrindavan. ¡Cuánto sufrieron cuando vivían en Vrindavan o en Puri! Se sentaban debajo de un árbol, haciendo su bhajan y Vaisnava-seva allí. Cuando vamos, tenemos una habitación con aire acondicionado, pero en esos días no había aire acondicionado, no había electricidad. Cuando hace mucho calor afuera y la electricidad se va incluso por una hora, perdemos la cabeza, pero estoy pensando en cuánto toleraron Srila Rupa Goswami, Srila Sanatan Goswami, Srila Jiva Goswami, Sri Madhu Pandit, Srila Raghunath Das Goswami, Srila Gopal Bhatta Goswami cuando estuvieron en Vrindavan—hace demasiado frío en invierno y demasiado calor en verano. He visto aquí en Vrindavan gente que no tiene casa, viviendo en la calle, debajo de algún árbol o en un cobertizo sin puertas, todos afuera, no tienen ventiladores ni nada. Cuando pienso en cuánto adoraban al Señor esos grandes devotos en la época de Mahaprabhu y cuánta austeridad toleraron aquí, siento que no tengo ningún problema.

¿Alguien tiene alguna pregunta?

Pregunta: Nunca he visto a nadie cometer ofensas y nunca me ha ofendido nadie, me preguntaba si aun así debería decir 'por favor, perdona mis ofensas' en caso de que las cometa sin saberlo.

Crees que no estás cometiendo ninguna ofensa, pero no es así. De hecho, estamos cometiendo muchas ofensas todo el tiempo. Los verdaderos Vaisnavas no verán los defectos de los demás—los verdaderos Vaisnavas verán sus propias faltas. Esta es la cualidad de un verdadero Vaisnava. Un Vaisnava debe ser 'adosa-darasi' (no debe ver los defectos de nadie). Siempre cometemos muchas ofensas—cuando caminamos o respiramos, muchos elementos mueren, incluso cuando bebemos un poco de agua, consumimos muchas bacterias. ¿Quién dice que no cometemos ninguna ofensa? Cometemos siempre muchas ofensas...

De otra manera, ya sea que estén cometiendo alguna ofensa o no, no tienen que pensar en ello; cada vez que ofrezcan obediencias a un Vaisnava, siempre deben decir: "Por favor, perdona mi ofensa"; cuando estén frente a las Deidades y les ofrezcan dandavat, deben pedir: "Por favor, perdona mi ofensa". Es necesario expresar esto de corazón. Ya sea que estén conscientes de su ofensa o no, siempre deben pedir perdón por sus ofensas.

Puedo darte el ejemplo de un brahmachari que cometió una ofensa ayer. Era necesario comprar algo y un brahmachari fue al mercado a comprar verduras o algo más. Cuando regresó, estaba todo empapado de sudor porque ahora hace mucho calor afuera. Otro brahmachari lo vio y se echó a reír, burlándose de él, "¡Oh, muy bien! ¡Estás sudando ahora!". El primer brahmachari me dijo: "Maharaj, ¿ves? Fui al mercado y regresé sudando, ¡y él se está burlando de mí! No hice ningún servicio en particular antes, pero ahora me has dado este servicio y siempre estoy ocupado supervisando la construcción, yendo al mercado, viendo lo que hay que conseguir para la construcción, etc. Acabo de ir al mercado a comprar bhoga, unas verduras, pero ese brahmachari no sale, se queda en el templo, ¡y ahora se está riendo de mí!". Eso fue una ofensa. Le dije: "No te preocupes si él se está riendo o burlando de ti. No es necesario que pienses en esto. Haz tu servicio y no le hagas caso".

Ya saben, incluso Srila Sanatan Goswami una vez tuvo un problema. Había un devoto que tenía alguna deformidad física como resultado de lo cual caminaba de manera torcida. Un día, Srila Rupa Goswami Prabhu lo invitó a venir para el Vaisnava-seva que Srila Sanatan Goswami estaba organizando, pero él no fue allí porque estaba enojado con Srila Sanatan Goswami. Srila Sanatan Goswami le preguntó a Srila Rupa Goswami, "¿Qué ha pasado? ¿Por qué no vino?", Srila Rupa Goswami respondió: "Lo he invitado, no sé por qué no vino". Entonces, Srila Sanatan Goswami mismo fue a ver a ese devoto. Le ofreció obediencias y le preguntó: "Prabhu, por favor, perdona mi ofensa. No sé qué he hecho mal para que no hayas venido...". Ese devoto estaba enojado, "¡Has cometido una ofensa! ¿Recuerdas el día de Rasa-purnima? ¡Ese día viniste aquí y al verme caminar de manera torcida, te reíste de mí! ¡¿Te acuerdas de eso?! Te burlaste de mí por mi cuerpo". Srila Sanatan Goswami Prabhu respondió: "Sí, Prabhu, recuerdo ese día. Me reí ese día, pero no fue por ti. Ese día, cuando estaba haciendo el parikrama a Govardhan, vi algunos pasatiempos muy divertidos de Radha y Krishna, y al ver esos pasatiempos me sentí abrumado por la alegría y comencé a reír. Esa es la razón, no me reía por haberte visto a ti". De esta manera, Srila Sanatan Goswami se disculpó con ese devoto, lo llevó a su casa, le dio prasadam y lo sirvió.

Por lo tanto, ¿cuál es el problema si pides perdón por tus ofensas? Gurudev también me enseñó algo una vez. Un día, me acerqué a Gurudev y le dije: "Gurudev, cuando le ofrezco dandavat a ***, él no hace nada en respuesta, me da la espalda y se aleja". ¿Sabes lo que respondió Gurudev? Él dijo: "Está bien. Cada vez que lo veas, ofrécele reverencias". Yo hice eso. Luego, unos meses después, un día, Gurudev estaba sentado en su veranda en Acharya Bhavan. En ese momento, yo estaba abajo frente a su casa. Vi venir a *** y le ofrecí obediencias; él volvió a darme la espalda y se marchó como todos los días. Gurudev lo vio y me llamó a su habitación. Me preguntó: "¿Todavía le estás ofreciendo obediencias?". Le respondí: "Sí, Gurudev, me dijiste que le ofreciera obediencias y lo he estado haciendo". Así que Gurudev dijo: "A partir de hoy, no volverás a ofrecerle obediencias". Y yo hice eso. Mi punto es que cuando Gurudev me dijo que le diera obediencias, lo hice, ¿cuál es el problema? No le puse ninguna objeción a Gurudev. Y cada vez que le daba obediencias, él me daba la espalda y se iba.

De todos modos, termino aquí por hoy.

Una última cosa que me gustaría decirle a todos, es que deben asistir al festival de la desaparición de Gurudev. La aparición y desaparición de Gurudev o de cualquier Vaisnava no son diferentes entre sí, por lo que deben hacer un festival en su país ese día. Hagan este festival de acuerdo con su capacidad (lo más grandioso que puedan), Gurudev estará feliz con su servicio. Canten la glorificación de Gurudev en este día y traten de observarla tanto como tengan conexión con Gurudev. Cualquier cosa que veamos en este mundo, cualquier buena asociación, cualquier cosa que tengamos, lo tenemos todo solo por la misericordia de Gurudev. Todo lo que tenemos es por su misericordia. Entonces, deben hacer un festival el día de la desaparición de Gurudev, será un día dvadasi. Ayunen en ekadasi (viernes) y al día siguiente pueden hacer el festival. Este es mi consejo para todos. Por favor cuídense.

— : • : —

Publicado originalmente en inglés en:
   Vaishnavs' Signature Qualities   

Escuchar Audio