El Afecto Amoroso de Gurudev

Image
Srila Acharyadev
Lectura en 9 Min.

Por Su Divina Gracia, Om Visnupad
Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Festival de la desaparición de Srila Govinda Maharaj
Siliguri, 24 de Abril 2021, parte 7

 

Un día, en poila baisakh (Año Nuevo bengalí), Gurudev dijo: "¡Ven, hoy vamos a nadar en el Ganges!". Fui con Gurudev y algunos otros devotos. Al llegar, Gurudev se quitó la uttariya y se metió en el Ganges. Le gustaba nadar en el Ganges y sabía nadar muy bien. También fuimos a nadar. Gurudev tenía un diamante en el brazo—un devoto extranjero se lo había dado y él siempre lo usaba (debe haber valido dos o cuatro mil rupias, una piedra muy cara). Cuando Gurudev fue a nadar, ese diamante se cayó y se perdió en el río. Gurudev me dijo: "¡Ganga Devi se ha llevado mi diamante. Bueno, qué se puede hacer!". Luego, cuando Gurudev salió, ofreció obediencias al Ganges y de repente sintió que algo le había tocado el pie—se inclinó para ver qué era y resultó ser ese diamante. Él dijo: "¿Ves? Ahora Ganga Devi lo ha devuelto". A Gurudev le sucedieron muchas cosas milagrosas como esta.

A Gurudev nunca le gustaron los conceptos erróneos, nunca toleró los conceptos erróneos. También fue siempre muy cauteloso—no le gustaba gastar dinero, pero lo usaba siempre que era necesario. Una vez, Gurudev me dijo: "¡Hoy iré a mi templo en Hapaniya!". Fuimos a Hapaniya y en el camino, paró el auto, me dio cien rupias y me dijo que comprara algunos dulces y yogur. Demoré un poco, y cuando regresé, Gurudev me preguntó: "¿Por qué llegas tarde? ¡Debes haber estado regateando! No regatees, eso no es bueno. Cuando estás comprando algo para las Deidades, no regatees".

Gurudev también me enseñó a distribuir prasadam. Gurudev dijo que cuando le das prasadam a otros, debes mirar el rostro de la persona a quien estás sirviendo y luego juzgar cuánto y qué dar. ¿Significa que servirás más paneer, caramelos, etc., a la persona que se te acerque? No. Si alguien tiene diabetes, no le das platos dulces, y si a alguien le gustan los dulces, le das más. Además, deben ver a quién le están sirviendo porque un niño no come tanto como una persona adulta, así que si ven a un niño sentado con su madre y le dan a todos la misma cantidad, entonces el niño desperdiciará prasadam. Esto es lo que me dijo Gurudev. Él me dio muchos y diversos consejos como estos.

Gurudev poseía un inmenso poder sobrenatural divino. Podía entender lo que estaba pasando y lo que iba a pasar. Él lo sabe todo.

A Gurudev le encantaba comer y le encantaba alimentar a los demás. También le encantaba tomar prasadam junto a todos los Vaisnavas. Vi que cuando estaba haciendo los festivales de aparición o desaparición de Srila Sridhar Maharaj en los primeros días, le gustaba tomar prasadam con los devotos. En ese tiempo, no se había construido aún el gran salón de prasadam, así que Gurudev tomaba siempre prasadam con los devotos, con los otros sannyasis y brahmacharis. Cuando Gurudev iba a Puri, ofrecía Vaisnava-seva invitando a los Vaisnavas de todos los templos y dándoles prasadam a todos.

Gurudev podía tolerar muchas cosas, pero lo único que nunca pudo tolerar fue la falta de respeto hacia su Guru Maharaj. Tenía cero tolerancia cuando se trataba de cualquier abuso o falta de respeto hacia su Guru Maharaj. No toleraba que alguien dijera algo desagradable acerca de su Guru Maharaj. Tal era el amor por su Gurudev.

Durante varios festivales, cuando invitaba a los Vaisnavas de otras Gaudiya Math, Gurudev los cuidó muy bien. Siempre preguntaba qué se estaba cocinando, cuánto prasadam se estaba distribuyendo, si todos estaban contentos con su prasadam o no. Preguntaba todo. No solo eso, también enviaba a su sirviente para ver si los Vaisnavas estaban recibiendo un buen prasadam o no, para ver qué estaba pasando en el salón de prasadam, si todos estaban tomando prasadam apropiadamente o no. El sirviente de Gurudev iba allí, lo comprobaba y luego volvía para informarle todo a Gurudev. Gurudev siempre cuidaba mucho estas cosas. Gurudev organizaba y se ocupaba de todo. También me decía que comprara mango chaunsa para el festival de la desaparición de Srila Guru Maharaj y lo distribuyera a todos...

En una ocasión, Gurudev me dijo: "¿Puedes venir conmigo?". Tontamente le pregunté a Gurudev, "¿A dónde?". Entonces Gurudev respondió: "Esto no es una entrega al 100%". Recuerdo todas estas cosas que me dijo Gurudev... Gurudev también dijo que cuando tu Guru te castiga o te regaña, esa es su bendición, su misericordia. Yo mismo también lo realicé y comprendí gradualmente. Pude entender cuánto amaba y apreciaba el castigo de Gurudev. Si alguien me pregunta qué es necesario para nosotros en nuestra vida espiritual, diré que lo único que es necesario es el castigo de tu Guru. Sri Sivananda Sen lo entendió, Sri Jagadananda Pandit lo entendió y Srila Sanatan Goswami también realizó lo que se llama la bendición del Guru y el Vaisnava en el mundo de la devoción. Es una bendición cuando tu Guru te castiga. Siempre oramos para que Gurudev nos enseñe cómo vivir y servir apropiadamente. El castigo de mi Gurudev solía estar allí en mi vida, pero ya no tengo tanta fortuna—¿quién me castigará ahora? El castigo de Gurudev siempre fue muy amoroso y afectuoso...

También recuerdo otra cosa. No sé cómo Gurudev lo supo, pero de alguna manera sabía que nunca bebo leche. Siempre alimenté, cuidé y serví a las vacas en el gosala, pero nunca pude beber leche. Entonces, Gurudev me permitió tomar chhana (cuajada)—le pidió a un sirviente que me diera cuajada por la noche. Yo era menor en ese momento, había llegado al templo tal vez uno o dos meses antes, así que todos los devotos mayores estaban muy sorprendidos, "¿¡No ha estado aquí ni dos meses y ya está recibiendo cuajada!? Nosotros estamos en el templo hace diez o treinta años, ¡pero nunca nos han dado cuajada!". La persona que estaba distribuyendo prasadam dijo: "No me pregunten a mi, esta es una orden de arriba—esta es la orden del Alto Comandante". Así que todos se quedaron en silencio—era una orden de Gurudev, por lo que no tenían voz en el asunto.

Recuerdo que en el año 2005 tuve que operarme. Tenía un cálculo en la vesícula biliar y, habiéndolo tolerado, tolerado y tolerado durante mucho tiempo, finalmente pensé que no era bueno y busqué ayuda médica. Tomé algo de dinero que me habían dado algunos devotos y fui a Chennai para la operación. Necesitaba 50.000 rupias, pero solo llevé 15.000. Gurudev le ordenó a su secretario que arreglara inmediatamente el dinero y me lo enviara, diciendo: "No sé cómo lo harás, pero debes arreglarlo y enviarle el dinero". El dinero que envió tampoco fue suficiente, y luego envió más dinero a través de Sripad Puri Maharaj desde Puri (él ya falleció). Gurudev me dijo: "No te preocupes por cuánto dinero se necesita, tanto como sea necesario, debes quedarte allí, no regreses. Una vez que la operación haya terminado, puedes regresar". Luego, se llevó a cabo la operación y al día siguiente tomé de inmediato un tren de regreso al templo. Gurudev estaba asombrado, "¡¿Qué es esto?! ¡Qué tonto chico eres! Ayer tuviste una operación, debiste haber regresado en avión, ¿por qué tuviste que tomar un tren? ¿Y por qué regresaste tan pronto? ¡Ni siquiera te han quitado las vendas después de la operación!". Le dije a Gurudev: "Está bien, me las quitaré yo mismo". (Y eso fue cierto, cuando empezó a picarme, me saqué todas las vendas y el yeso yo mismo). Gurudev dijo: "¡Qué hombre tan extraño y asombroso eres!". Dije: "Gurudev, ¿qué voy a hacer allí? No me gusta quedarme fuera del templo". Gurudev respondió: "Está bien, pero ayer tuviste una operación. ¿Por qué era necesario volver hoy? ¡Y viniste en tren, en la clase de dormitorios! ¿Qué es esto?", y dije: "¿Por qué es necesario gastar más dinero? Avión, boleto de aire acondicionado, eso no es necesario. Viajé felizmente en la clase de dormitorios". Gurudev entonces dijo: "¡¿Oh, felizmente?!". Este es el tipo de afecto, este es el tipo de amor que recibí de Gurudev. ¿Quién puede entender su amor y afecto? No podrán entenderlo simplemente por tomar iniciación...

— : • : —

Publicado originalmente en inglés en:
   Gurudev's Loving Affection