La Intuición de Gurudev

Image
Srila Acharyadev
Lectura en 9 Min.

Por Su Divina Gracia, Om Visnupad
Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Festival de la desaparición de Srila Govinda Maharaj
Siliguri, 24 de Abril 2021, parte 6

 

He escuchado y aprendido mucho de Gurudev. Gurudev me dio muchas instrucciones sobre cómo mantener el templo, Gurudev es dur-darasi—tiene una gran previsión, puede prever todo.

Recuerdo cómo Gurudev manejó una vez a *** Prabhu. *** Prabhu había estado viviendo abajo del bhajan kutir de Srila Sridhar Maharaj, y el problema era que él estaba en el frente del templo y se paraba a orinar frente a todos. Eso no se ve bien. Gurudev me dijo: "¡Debes sacarlo de ahí!" ¿Pero cómo? Yo sabía que no saldría de su habitación porque había vivido ahí durante más de cincuenta años. Entonces, Gurudev dijo: "Dile que deseas reparar y hacer que su habitación sea agradable, así él aceptará mudarse". Hice eso y comencé las reparaciones. Luego, mientras reparaba esa habitación y ponía mármol en los pisos, Gurudev me llamó desde el extranjero y dijo: "Debes cerrar el baño de esa habitación". ¡Qué inteligente es Gurudev! Bloqueé el baño e hice una oficina en esa habitación. Cuando terminaron las reparaciones, *** Prabhu quería volver a esa habitación y le dije: "¿Pero cómo te quedarás allí? ¡No hay baño en la habitación!", y él ya no regresó más allí. Esta fue la instrucción de Gurudev. Gurudev siempre se las arreglaba de esta manera, con mucho tacto.

Gurudev me dijo que después de la desaparición de Srila Sridhar Maharaj, solo había dos o tres personas en el templo que lo apoyaban—los demás estaban descontentos de que Srila Sridhar Maharaj hubiera nombrado a Gurudev el sevaite (presidente) de la Misión. Entonces, para manejar la situación en el templo, Gurudev nombró administrador del templo a uno de los hombres que estaban en su contra. Como resultado, ese hombre se puso muy feliz y nunca más dijo o hizo nada abiertamente contra Gurudev (puede haber estado haciendo algo a espaldas de Gurudev, pero nunca protestó abiertamente contra Gurudev después de eso). El hombre estaba en contra de Gurudev, pero Gurudev lo nombró administrador—¡pueden ver cómo Gurudev lo manejó!

Gurudev me dijo muchas cosas sobre los devotos, la relación que tenían con Srila Sridhar Maharaj, etc. Gurudev me enseñó muchas cosas—cómo ser humilde, cómo ser tolerante, cómo dar honor a los demás. Me enseñó esto de muchas maneras.

Una vez, había hecho arreglos para que nueve o diez autobuses fueran a alguna parte, pero no todos los autobuses llegaron esa mañana y todos estaban esperando. Llamé al servicio de autobuses, pero no respondieron mis llamadas. Luego, le dije a un devoto de Venezuela que podía conducir una motocicleta bullet grande para que me llevara a la parada del autobús. ¡En el camino, ese devoto atropelló a una cabra con su motocicleta! La gente del lugar se enojó mucho, empezaron a pelear y yo me escapé para no involucrarme. Más tarde, el hombre que era el administrador del templo en ese momento vino y se quejó con Gurudev sobre esto, y Gurudev dijo: "No hay problema. ¿Cuánto quieren por la cabra?" El hombre dijo: "Están pidiendo 250 rupias". Y Gurudev respondió: "Está bien, toma los 250".

En otra ocasión, una mujer vino y comenzó a gritarle a Gurudev y a regañarlo mucho. No pude soportar escucharla—tomé una vara de bambú y golpeé a la mujer para que se detuviera, como resultado de lo cual se rompió la mano. Gurudev la envió al hospital y pueden ver cómo la manejó. Esa mujer quería ir a la estación de policía para quejarse de Gurudev, pero Gurudev organizó un automóvil con un guardia de seguridad y ordenó llevar a esa mujer a Kolkata, dejarla allí y decirle que nunca más volviera al templo. A veces veo a esa mujer en Vrindavan—ahora tiene parálisis. También la vi esta vez cuando fui a Vrindavan—estaba mendigando.

Hay muchos pasatiempos que pasaron con Gurudev y conmigo, pasaron muchas cosas...

Una vez *** vino a ver a Gurudev, pero Gurudev no estaba contento con su humor, y cuando *** vino a decir algo, Gurudev (yo estaba sentado frente a él) rápidamente tomó un periódico, lo levantó, se cubrió la cara y fingió estar ocupado leyendo. Más tarde, Gurudev me dijo: "¿Sabes por qué hice eso? Sé lo que venía a decir—iba a decir algo que no puedo tolerar escuchar, así que era mejor cubrirme la cara y no escucharlo en absoluto".

En otra ocasión, Damodar Maharaj fue a ver a Gurudev. Un brahmachari en el templo de Kaikhali le sirvió prasadam a Damodar Maharaj y le dio un poco de patol (era el tiempo de Chaturmasya, el mes de Kartik, cuando el patol, un tipo de vegetal, no debe tomarse de acuerdo con las estrictas reglas). Damodar Maharaj se molestó mucho, declaró una huelga de hambre y fue a ver a Gurudev. Cuando llegó, Gurudev estaba descansando, así que Damodar Maharaj esperó, esperó y esperó. A las 2:30 p.m. Gurudev despertó y alguien le informó que Damodar Maharaj había estado allí, esperándolo durante más de dos horas. Gurudev se sorprendió, "¿Dos horas? Debe haber ocurrido algún problema". Entonces, Damodar Maharaj entró y Gurudev le preguntó con calma: "¿Qué ha pasado, Maharaj?". Damodar Maharaj dijo: "¡Echen a ese chico, de lo contrario no regresaré al templo de Kaikhali!". Gurudev volvió a preguntar: "¿Qué ha sucedido, Maharaj?". Así, Damodar Maharaj le explicó: "¡Me dio patol!". Gurudev dijo: "¿Cuál es el problema, Maharaj? Ofreces el bhoga, llega el prasadam y él te dio patol. ¿Comes patol?". Damodar Maharaj respondió: "¡No, no, no voy a comer patol!". Gurudev dijo: "Yo tampoco como patol, como prasadam". Damodar Maharaj insistió: "¡No, debes echarlo!". Entonces, Gurudev le explicó: "Maharaj, solo hay un brahmachari contigo. Nadie puede quedarse contigo. Te envié este brahmachari, e incluso si te tortura, incluso si te golpea, debes ser tolerante. Nadie quiere quedarse contigo, pero ese chico aún está allí. Sabes que si se va, tendrás que cocinar, hacer puja, etc. ¿Puedes hacer eso? Yo no tengo un helicóptero para ir a Kaikhali, hacer puja y volver aquí! ¿Puedes hacer puja y cocinar? Si puedes, entonces puedo decirle a ese chico que venga aquí y se quede conmigo. ¿Quieres eso?". Damodar Maharaj se calmó y dijo: "No, no puedo..." Luego Gurudev concluyó: "En ese caso, debes decirme que puede quedarse allí". Después de eso, Gurudev le dio a Maharaj una buena nutrición—le dio algún dulce, una galleta, un chocolate, y Damodar Maharaj se fue en paz. Así es como Gurudev lo manejó. 

Pasaron muchas cosas. Gurudev siempre pudo entender quién podía quedarse en el templo y quién no. Una vez llevé a alguien con Gurudev para que tomara iniciación, pero después de eso el chico se fue. Gurudev me preguntó: "¿En dónde está ese chico nuevo?". Le dije a Gurudev que se había ido. Entonces, Gurudev dijo: "Siempre te ha gustado hacer luchi frito en querosen. Sabía que este chico no se quedaría en el templo, pero me lo trajiste para tomar la iniciación y ahora se ha ido. Yo sé quién puede quedarse aquí y quién no puede..."

También he visto cuánto apego tenía Gurudev a su Guru Maharaj y a las Deidades. Algunos devotos le daban dinero a Gurudev, y una vez Gurudev se enteró que su madre estaba comprando aceite de keo-karpin, que es un aceite un poco caro. Gurudev reprendió mucho a Dhananjay, su hermano. Le reclamó: "Tu madre solía ser una mendiga que trabajaba en las casas de otras personas, pero ahora se ha convertido en reina—ha venido al templo, se queda en una buena casa, tiene dos o tres sirvientes ¿y ahora usa aceite keo-karpin?! ¡¿Qué es esto?! ¡Este aceite cuesta doscientas rupias! ¡Este es el dinero de las Deidades, este es el dinero de Guru Maharaj! ¡Si vuelve a hacer esto, tendrá que irse del templo!". Gurudev estaba muy preocupado por esto.

En otra ocasión, una de las sobrinas de Gurudev siempre me molestaba mucho en mis días de brahmachari, y Gurudev lo sabía. Un día, Gurudev le dijo a su hermano: "Si quieres, tú puedes venir, pero no permitiré que tu hija venga aquí. Nunca debe volver al templo". Ella se fue en ese momento y nunca vino durante tal vez diez años, solo cuando Gurudev se enfermó gravemente, en 2008-2009, regresó; de lo contrario, nunca mostró su rostro en ese templo. Gurudev estaba muy preocupado por esto.

— : • : —

Publicado originalmente en inglés en:
   Gurudev's Insight