Milagro y Riqueza de Nuestra Misión

Image
Srila Gurudev
Lectura en 7 Min.

Por Su Divina Gracia, Om Visnupad
Srila Bhakti Sundar Govinda Dev-Goswami Maharaj

4 de Julio 2006

 

[...]Él nunca estaba enojado y siempre hacía servicio aquí, en el Chaitanya Saraswat Math.

Como desapareció fue un milagro. Se cayó de un árbol pequeño—estaba haciendo algo, tal vez haciendo mechas de algodón para el arati, y vio que había muchas guayabas maduras en el árbol. Inmediatamente fue a recoger algunas, pero era temporada de lluvias, por lo que las ramas del árbol estaban muy débiles y se cayó. Guru Maharaj lloró mucho por él... Dijo que no nos dio ninguna oportunidad de servirle. Él sirvió a Guru Maharaj con toda su vida, con mucha energía y atención. Esa era la peculiaridad de Ajita Krishna Brahmachari.

Me sorprendió mucho ver su naturaleza. Sin duda, todo el mundo tiene algún defecto, pero él no miraba las faltas de nadie. Especialmente yo tengo algún defecto, puedo sentirlo, pero Ajita Krishna Brahmachari nunca criticaba, nunca señalaba nada malo en mí o en los demás.

Además, si hubiera un exceso de algo, por ejemplo, algo de arroz sobrante, nunca lo tiraba. Lo tomaba con su comida al día siguiente (si no podía, se lo daba a las vacas, no tiraba nada), y nunca obligaba a otros brahmacharis, "¡Debes tomarlo!". A veces también tomaba ese arroz estropeado, le gustaba comerlo con sal. Lo vi comiendo eso una vez y le pedí un poco, pero yo tomé ese arroz con algo frito, papas u otra cosa, pero a él no le importaba nada. Asimismo, el día de desaparición de Gaura Kisor Das Babaji Maharaj, solemos hacer un subji de ajíes—nosotros no podíamos comer ese subji de ajíes, pero él sí lo comía, no lo desechaba. Otra cosa que no puedo concebir es que había un tipo de raíz que pica muchísimo, y él podía comer incluso eso. Este es el tipo de brahmachari que él era, no prestaba atención a ninguna perturbación externa y siempre servía y servía.

Ese año lo envié a Badarikashram. Yo no pude ir allí porque estaba enfermo, así que lo envié a él como administrador. Cuando regresó, estaba enfermo y muy débil, pero no le importó nada. Esa debilidad podría ser la causa de su caída del árbol.

Ese Ajita Krishna Brahmachari era un sirviente ideal de Srila Guru Maharaj. Me sorprendía ver su humor de servicio. Yo hice algo, sin duda, ¡pero él empleaba diez veces más energía en el servicio de Guru Maharaj! Esa era su peculiaridad. Hacía el seva de tres Deidades, el seva de Guru Maharaj, y también hacía lo que yo le pedía. Hacía de todo, estaba a cargo de cada seva, y muy felizmente. Ese tipo de brahmachari todo-terreno era la riqueza de nuestra Misión.

Cuando Krishna se lo llevó, yo no estaba en Nabadwip, estaba en Kolkata, pero cuando escuché que se había caído de un árbol, vine inmediatamente a Nabadwip, ya cuando había terminado su cremación. Guru Maharaj lloró mucho cuando se llevaron el cuerpo. Dijo: "Este niño no dio ni un minuto de oportunidad para servirle. Estaba enfermo y yo quería tratar de servirle con alguna medicina, llamando a un médico, o lo que sea, pero no me dio ninguna oportunidad, se cayó y murió...".

Siempre le ofreció mucho servicio a Guru Maharaj. Tenía un buen trabajo en un famoso laboratorio de India, Bengal Immunity Company, y cuando su madre murió, ya no tuvo más responsabilidades, así que dejó su trabajo y se unió a la Misión a tiempo completo. No le importaba ninguna propiedad familiar ni nada, simplemente dijo "No lo quiero".

Cuando recuerdo su servicio, especialmente su humor de servicio a Guru Maharaj, fue un milagro para mí. Todo el mundo tiene algo de ego, es natural—todos sabemos que el ego es muy malo para nosotros, pero todos tienen algo de eso, no podemos negarlo—¡pero lo comprobé muchas veces, no observé ni un grado de ego en él!

Me sorprendía que hiciera todos los servicios y no durmiera durante el día. Todos se tomaban un descanso, pero él no era así, y si alguien hacía algo mal, siempre lo pasaba por alto. Cuando alguien hace algo mal, podemos castigarlo, y él tenía derecho para hacerlo, pero aun así no lo hacía. Se podía aprender de él. No era un inspector de drenajes, yo lo vi. Todos tienen alguna falta y buscan defectos en los demás, pero él no era así.

Él sentía mucha atracción por Guru Maharaj e incluso por mí también. Cuando le decía algo, lo hacía. Guru Maharaj le dijo: "Cuando Govinda Maharaj te diga que hagas algo, debes seguirlo", y él lo seguía al 100%. Yo sentía vergüenza de decirle cualquier cosa. Ese año, sin embargo, estaba enfermo y no pude ir a Badarikashram. Yo hacía ese parikrama todos los años y colectábamos algo de dinero para el templo a través de eso, pero él fue ese año y se enfermó, tal vez tenía algún problema estomacal. Escuché que falleció a las 4:30 a.m. Hoy es el día de su desaparición. Guru Maharaj también le dio el título de 'Seva Saurabh' y fue uno de los administradores del Math.

Él tenía entre treinta y dos y treinta y cuatro años cuando falleció. Estoy sorprendido. No solo es raro ver a un sirviente como él, nunca he visto a nadie como él. Su mentalidad era muy, muy dulce y favorable para todos los devotos. Nadie era su enemigo. Pero en este mundo material, cuando nacemos, la muerte debe llegar y no sabemos por dónde lo hará. Hoy podemos hacer un pequeño utsav para él...

Siempre le ofrecía dandavat, pero él no aceptaba mi dandavat. Entonces, él me ofrecía dandavat, y yo siempre le ofrecía mentalmente dandavat. Había otro hermano espiritual como él, pero no sé cuán libre estaba de la envidia. Ajita Krishna Brahmachari era un nirmatsar Vaisnava. Tengo la fortuna de haber conocido a un gran Vaisnava como él.

— : • : —

Publicado originalmente en inglés en:
   A Miracle and Wealth of Our Mission