Nutriendo la Misión de Gurudev

Image
sbnam1152.jpg
Lectura en 15 Min.

Por Su Divina Gracia, Om Visnupad
Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Festival de la desaparición de Srila Govinda Maharaj
Siliguri, 24 de Abril 2021, parte 8

 

No podrán convertirse en discípulos simplemente tomando un mantra de un guru. Es necesario tener y mostrar amor y afecto por tu Guru, para aceptarlo como tuyo...

Pueden ver a una mujer sentada aquí. Es una anciana, debe tener más de sesenta años, pero da la pensión que recibe al Math. Incluso ahora, cuando llegamos a Siliguri, dio dinero para el festival de Gurudev. Cuando había confinamiento, también daba dinero todos los meses para ayudar a la misión. Ella también colecta afuera—llama a algunos devotos de afuera y colecta de esta manera para el templo. Ellos están sirviendo a Gurudev con su corazón y alma. También pueden ver lo bien que han vestido a las Deidades aquí. Hemos traído este vestido, coronas, etc. de Vrindavan. Hay un niño pequeño que también ahorra dinero de su caja diaria (dinero de bolsillo para comprar algo de comida en la escuela)—ahorra poco a poco y dice: "Compraré algo para mi Gurudev con este dinero". El otro día envió algo de dinero y les pidió a los devotos: "¡Cómprenle un reloj a Gurudev, cómprele uno de oro!". Les dije que yo no usaba reloj de oro, pero ¿se lo imaginan? Un niño ahorra dinero para su Guru, de su dinero de bolsillo. En realidad, no uso mucho el reloj, solo cuando salgo lo uso para ver la hora—olvido que hay un reloj en el teléfono móvil. Su amor viene del corazón.

Cuando estaba en Vrindavan, pensé que iría a Siliguri, así que compré los trajes, las coronas y un abanico de pavo real para las Deidades y también algo de ropa para Gurudev. Esto es lo que se llama:

নিজের পোষণ কভু না ভাবিব
রহিব ভাবের ভরে ।

nijera posana, kabhu na bhaviba,
rahiba bhavera bhare

"Nunca pensaré en mi propio mantenimiento; siempre permaneceré dentro del refugio del amoroso apego por Ti".

(Saranagati, 19)

No debemos pensar en nosotros mismos. Si se preocupan y piensan en su Guru y en los Vaisnavas, entonces su Guru y los Vaisnavas se preocuparán por ustedes y pensarán en ustedes...

Llamé a Sripad Niriha Maharaj y a Sripad Visnu Maharaj para decirles que se despertaran temprano en la mañana de ayer, que hoy fueran de templo en templo en Mayapur para invitar a todos los Vaisnavas al templo y que les dieran prasadam a todos. Le dije hoy a Tarok Prabhu que cocinara bien—un poco de paneer de chile, pulao de verduras, paneer rasa, patoler rasa, sukta, sak, chutney, y también dijo que compraría un pastel de cuajada. Lo pidieron en una tienda de dulces...

La construcción del Salón de Prasadam en Nrisingha Palli ya está completa, solo queda por poner el mármol. El nuevo Salón de Prasadam acomodará hasta quinientas personas a la vez. Hemos hecho un Salón de Prasadam muy grande detrás del templo. Todo es misericordia de Gurudev. Yo no tenía ni una rupia—salí del templo de Nabadwip con las manos vacías, pero desde entonces han aparecido muchas sucursales. Yo voy a predicar y poco a poco aparece todo. También hay un templo terminado en Uluberia. La instalación de las Deidades será después de Nrisingha-chaturdasi. Todos los trabajos de pintura están ya terminados y solo se debe pulir el mármol. Un devoto dio una tierra de diez-once-katha (0,16-0,18 acres; 670-735 metros cuadrados), y yo hice un templo allí. Gurudev da su misericordia, así todo es posible. Yo no hago ningún negocio, no paso nada de contrabando—si el Señor da, si los devotos dan, lo utilizo. Los devotos han dado algo de dinero para este festival, pero era más de lo necesario, así que gastaré el resto en otras cosas—ayer estaba pensando en dónde usar ese dinero, y recordé que el suelo de aquí, en el nat mandir, se había dañado, por lo que le pondré mármol o baldosas. Gurudev arregla todo. Ahora también un nuevo edificio para huéspedes de cuatro pisos está casi terminado en Nrisingha Palli, hay allí setenta y seis habitaciones, y si diez personas se quedan en una habitación, se puede acomodar fácilmente a setecientas sesenta personas; hay un baño en cada habitación, por lo que el alojamiento no es ningún problema. Por la misericordia de Gurudev, todo está arreglado. Cuando me dieron la tierra en Uluberia, pensé que podría ir allí en la temporada de calor, y bañarme a veces en el Ganges. Me reservaron una habitación y puedo ir y quedarme allí a veces. Gurudev lo ha arreglado todo, y no tengo ningún problema—no tuve que vender vacas, peces o árboles para administrar. Lo principal es la misericordia de Gurudev. Si uno tiene la misericordia de Gurudev, lo tiene todo. Aquellos que no tienen misericordia, no tienen nada. Los recipientes vacíos hacen más ruido, por lo que no es necesario solo vestirse como un sadhu, en realidad es necesario convertirse en un sadhu.

Gurudev se fue de este mundo y dejó aquí a esta alma caída. Le di mi palabra a Gurudev: "Sea cual sea la dificultad, el dolor o los obstáculos que se presenten, no te abandonaré". Por eso, nunca los he dejado. Aún estoy cuidando a los devotos y los templos de Gurudev. Yo no dejé Nabadwip por mi propia voluntad. Los devotos dijeron que me matarían y me rogaron que me fuera, entonces lo acepté. Ahora me están llamando para que vuelva, pero mientras haya toda esta pelea, mientras ellos no se hayan ido, no iré allí. Gurudev mantuvo a esta alma caída aquí y dejó este mundo, y si el Señor me mantiene siempre ocupado en el servicio de Gurudev y sus devotos, eso es suficiente para mí. Los Vaisnavas son propiedad del Señor, vienen por orden del Señor y se van por orden del Señor...

Ya saben, cuando vi a Gurudev por última vez, no pude entenderlo en ese momento. Dos días antes de eso, Gurudev me llamó y dijo: "Ven a Kolkata de inmediato". Fui a Kolkata, pasé allí una noche y al día siguiente se suponía que debía ir a Mednipore para predicar (en el día dvadasi). Pensé que tomaría paran (romper el ayuno) temprano en la mañana y luego me iría. Al día siguiente de llegar a Kolkata, tomé prasadam por la tarde y volví a ver a Gurudev. Gurudev me preguntó: "¿Has tomado prasad?", y respondí: "Sí, lo he hecho". Entonces le dije a Gurudev: "Ahora me voy, tengo que volver a Nabadwip". Gurudev dijo: "¿Nabadwip? ¿No me llevarás contigo?", y dije: "Gurudev, no estás bien ahora. Irás más adelante". Así, Gurudev me dijo: "Oh, pero vendrás mañana...". No sabía que este era mi último encuentro con Gurudev... Nunca en mi vida podría imaginarlo. Salí de Kolkata, llegué a Nabadwip por la noche, descansé un poco y por la mañana me desperté rápidamente para prepararme e irme. De repente sonó mi teléfono y me dijeron que fuera a Kolkata inmediatamente porque la salud de Gurudev estaba mal. No me dijeron que Gurudev se había ido, solo me dijeron que viniera. Llamé al conductor y le dije que partiera lo antes posible. Cuando llegué a Kolkata, vi lo que había sucedido... Después de eso, llamamos a una ambulancia con aire acondicionado y trajimos a Gurudev a Nabadwip. En la ambulancia, solo estábamos yo y los dos sirvientes de Gurudev de Brasil, Deva Bandhu Prabhu y Nanda Priya Didi. Al llegar a Nabadwip, llamé a la televisión, a la radio y envié la noticia a diferentes templos. Como Gurudev me dejó como acharya, tuve que bañar a Gurudev y aplicar tilakas en su cuerpo. Luego, colocaron a Gurudev en el pozo—antes me había dicho dónde debía poner su cuerpo, había elegido un lugar cerca de Param Guru Maharaj. Todos me dijeron que debía bajar porque yo era el acharya y escribir el Brahma Gayatri mantra en su pecho. Ni siquiera sabía si estaba vivo o muerto, pero me obligaron a bajar y escribir el gayatri. Gurudev abandonó su cuerpo a las 4:20 de la mañana, pero cuando esto sucedió ya era de noche (para ese momento, los devotos vinieron de Delhi y Singapur—tan pronto como recibieron la noticia, tomaron un avión y vinieron), pero su cuerpo estaba tal cual era, muy suave y hermoso. Luego, empezaron a cubrir el samadhi con tierra, y cuando la tierra llegó a la cabeza de Gurudev, les dije que no podía quedarme más allí y alguien me sacó y me hizo sentar lejos. Cuando todo terminó, ofrecieron bhoga a las Deidades y a Gurudev. Se colocó un árbol de Tulasi encima del samadhi. Le había pedido a alguien que comprara unas láminas de hierro corrugado, y Santosh Prabhu, quien era el administrador en ese momento, trajo las láminas; hicimos una cerca alrededor y pusimos un techo encima. Después de eso, catorce días más tarde, comencé a construir el samadhi mandir...

Ahora Gurudev nunca me volverá a llamar, nadie me llamará a las dos de la noche, nadie me llamará y me dirá: "Vengo de Kolkata", "Estoy en Krishnanagar", "Estoy llegando". Todavía guardo el número de teléfono de Gurudev en su memoria...

Deben saber que Gurudev amaba a Siliguri y quería venir aquí, pero al final, debido a una persona cambió de opinión. Dijo: "Si alguien toma iniciación de mí y luego vende mi casa, si alguien se convierte en mi discípulo y luego me traiciona, no iré allí, no iré a Siliguri". Le dolió mucho y por eso no vino, pero me dio permiso para hacer las cúpulas y vio sus fotografías. Dijo que las cúpulas se veían muy bien. Sin embargo, sintiendo mucho dolor, al final no quería venir aquí. Gurudev dijo: "¿Cómo puedo ir allí si esta persona me ha causado tanto dolor?". Por eso nunca vino a Siliguri, pero inicialmente pensó que vendría y se quedaría después de Gaura Purnima, durante la temporada de calor, porque aquí hace un poco más de frío. Gurudev no podía soportar el calor, así que si hubiera venido aquí, se habría aliviado un poco del calor. En sus últimos días, no podía quedarse sin aire acondicionado. La corriente eléctrica en Nabadwip siempre se apaga, por lo que tenemos que hacer funcionar el generador y hace mucho ruido. Aquí pueden vivir cómodamente sin aire acondicionado porque no hace tanto calor. Por eso le gustaba mucho este lugar, pero finalmente tuvo que negarse a venir.

De todos modos, Gurudev me ha dicho muchas cosas, hay muchos recuerdos... Aquí pueden ver a las Deidades que el mismo Gurudev eligió y le gustaban, aquí también está instalada la Deidad de Gurudev. Ustedes son afortunados de poder servir a Gurudev aquí todos los días. Alguien hace guirnaldas, alguien limpia los platos, alguien limpia, etc. Es su fortuna tener este servicio. Gurudev está presente aquí eternamente y ustedes están ocupados en su servicio eterno. Nunca abandonen este servicio. Continúen siempre con su servicio. Si no pueden venir, ayuden al templo con una o dos rupias. Aquellos que no tienen dinero, pueden venir y hacer algún servicio personalmente; los que no tienen dinero pueden servir con el corazón y la mente. Traten de servir al Señor y a Gurudev con cualquier capacidad que tengan. Mi mayor felicidad es que sirvan a las Deidades, que sirvan a Gurudev aquí. Vendrán muchos obstáculos y dificultades—les criticarán, les dirán cosas malas si vienen al templo (especialmente cuando las chicas jóvenes van al templo, la gente empieza a decir toda clase de tonterías), pero deben tolerar todo. Ya saben, ahora hay dos chicas nuevas en nuestro templo en Nrisingha Palli. Una es soltera y la otra ha tenido la ceremonia de matrimonio, pero debido a los problemas en la casa de su esposo, ella dejó ese lugar y vino al templo. Ambas ya han pasado el colegio. La soltera solía trabajar muy duro en su casa—cosía y obtenía unos ingresos de quince mil rupias. Ella dejó eso y vino conmigo. Ambas son chicas muy fuertes y estrictas—ningún brahmachari podrá molestarlas. A pesar de su edad joven, ambas están sirviendo ahora en Nrisingha Palli. Las he puesto a cargo del templo—"a cargo" significa que se ocupan del almacén, la cocina, se aseguran de que todos tomen prasadam, etc. Cuidan de todo, y el templo allí es muy grande. De todos modos, sirven muy bien allí. Había arreglado un marido para la chica que no está casada, el chico es mi discípulo, sería un buen matrimonio, pero ella no quería casarse. Le dije que ya era mayor (tiene veinticuatro años), que no tenía menos de dieciocho años, por lo que finalmente fue su decisión. Sus padres no pudieron convencerla para que aceptara y yo tampoco la obligué. Ella me dijo: "Gurudev, ¿me echarás?, ¿me arrojarás al fuego? Si quieres hacer un fuego matrimonial y arrojarme a ese fuego, está bien, entonces estaré de acuerdo". ¿Qué iba a decir? Le dije: "Está bien, déjalo. No te lo volveré a preguntar". Su padre me llamó y se quejó: "Ella no me está escuchando, por favor hable con ella, debe casarse". Le dije que no podía decirle nada, que si le decía algo, empezaría a discutir de nuevo. Si quiere servir, déjenla servir. Ella sigue las reglas. Estas chicas le dicen a todos: "Si alguien no se despierta para el mangal arati, ¡no va a comer nada!". Ahora todos tienen miedo y van para el mangal arati, se sientan para los kirtanas, etc. Antes no lo hacían, solo el pujari venía a hacer el arati y todos los demás dormían. Ahora ellas han puesto la regla y todos vienen.

De cualquier modo, hoy se habló mucho. Estoy terminando ahora aquí.

¡Jay Srila Guru Maharaj ki jay!
¡Hairnam sankirtan ki jay!
Nitai Gaura premanande ¡Hari bol!

 — : • : —

Publicado originalmente en inglés en:
   Nurturing Gurudev's Mission