Pruebas y Tribulaciones (2)

 Por Su Divina Gracia, Om Vishnupad

Srila Bhakti Nirmal Acharya Maharaj

Hablando en línea con los devotos en España

8 de Septiembre 2018, parte 3

 

 

 Podrán ver que cuando van a hacer algún servicio, puede surgir algún problema, puede surgir alguna dificultad, pero Srila Bhaktivinod Thakur escribe:

 

নিজের পোষণ কভু না ভাবিব

রহিব ভাবের ভরে

 

nijera posana, kabhu na bhaviba,

rahiba bhavera bhare

 

"Nunca pensaré en mi propio mantenimiento, siempre permaneceré dentro del refugio del amoroso apego por Ti."

(Saranagati, 19)

 

No vamos a pensar en nosotros mismos. Si pensamos en nuestro Gurudev, si pensamos en el Señor, el Señor pensará en nosotros - ¿por qué sería necesario pensar en nosotros mismos? Si pasan el tiempo pensando en ustedes mismos, manteniéndose a sí mismos, entonces están perdiendo su tiempo - ¿cuándo tendrán tiempo para servir al Señor? Esa es mi pregunta.

 

¿Han escuchado la historia de Vasudev Vipra? ¡Cuánta tolerancia tuvo Vasudev Vipra! Él tenía lepra y muchos insectos vivían en su cuerpo. Los insectos se comían su cuerpo y a veces se caían de las llagas, pero Vasudev Vipra los recogía y los volvía a poner en su cuerpo. Él pensaba: "Este cuerpo es inútil, un día se arruinará de todos modos, así que si estos insectos están felices de comerse mi cuerpo, ¿cuál es el problema para mí?"

 

También ya conocen la historia de Gauridas Pandit. Él vivía en Kalna y servía a Gaura Nitai. Él tenía un sirviente llamado Chaitanya Das (más tarde, su nombre se convirtió en Hriday Chaitanya). Este Chaitanya Das no era muy educado, no sabía mucho acerca de las escrituras, pero solo sabía cómo servir a su Guru, cómo complacer el deseo de su maestro.

 

Un día, Gauridas Pandit le dijo a Chaitanya Das, su discípulo: "Las Deidades están aquí y es necesario ofrecerles flores todos los días. Tengo un poco de tierra, pero es muy difícil hacer un jardín de flores allí. ¿Puedes hacer un jardín de flores para las Deidades?" Muy feliz de escuchar la orden de su Gurudev, el deseo de Gurudev, Chaitanya Das comenzó a hacer el jardín de flores.

 

En aquellos días, no había mucha agua, así que la gente tenía que traerla del Ganges. Entonces, todos los días Chaitanya Das iba al Ganges y cargaba una gran jarra de agua en su cabeza hasta el templo. Después de un tiempo, Gauridas Pandit pensó: "Le he dicho a mi discípulo que haga un jardín. Vamos a ver cómo le está yendo. Siempre está tan ocupado con eso que ni siquiera tiene tiempo para venir a verme. Quiero ver ese jardín." Entonces, fue a ver el jardín.

 

Cuando Gauridas Pandit llegó al jardín, se puso muy feliz, "¡Cuántas flores! ¡Muy bien!" Gauridas Pandit estaba admirando el jardín y esperando a que su discípulo, Chaitanya Das, regresara.

 

Pronto, vio a Chaitanya Das venir lentamente desde lejos, con un gran jarro de agua en la cabeza que traía del Ganges. Tan pronto como Chaitanya Das vio a su Gurudev, se quitó la jarra de la cabeza, la puso en el suelo y le ofreció obediencias a su Gurudev. Cuando Chaitanya Das le estaba ofreciendo obediencias, Gauridas Pandit notó que había una gran herida en su cabeza infestada por muchos insectos. Gauridas Pandit le preguntó a Chaitanya Das: "¿Qué le ha pasado a tu cabeza? ¡Tienes una llaga muy grande y muchos insectos, pero aun así llevas el agua en la cabeza! ¿Qué ha pasado?" Chaitanya Das respondió: "No, Gurudev, no ha pasado nada, no es nada." Gauridas Pandit lo llevó inmediatamente a un médico que lo limpió, vendó su cabeza y le dio el tratamiento apropiado.

 

Luego, antes de su desaparición, Gauridas Pandit entregó todos los cargos de puja y otros servicios a Chaitanya Das, pero después de que Gauridas desapareció, muchos de sus otros discípulos golpearon a Chaitanya Das y lo echaron del templo. Llorando, Chaitanya Das se fue a Vrindavan. Allí, en Vrindavan, se sentaba debajo de un árbol y cantaba el Santo Nombre.

 

Después de eso, un comerciante muy importante (un hombre importante y rico) tuvo un sueño una noche. El Señor apareció y le dijo: "Mi devoto no tiene casa, está durmiendo debajo de un árbol. ¿Puedes hacer una casa para él?" Al día siguiente, el comerciante vio a un hombre que cantaba el Santo Nombre debajo de un árbol y le preguntó de dónde venía, quién era, etc. Chaitanya Das le contó todo. Entonces, el comerciante le preguntó: "¿Puedo hacerte una casa?" Chaitanya Das respondió: "Si puedes construir una casa para Gaura Nitai, seré muy feliz." Entonces, el comerciante hizo un templo (una casa) para Gaura Nitai y Chaitanya Das. De esta manera, Chaitanya Das finalmente se hizo muy famoso, pero el Templo de Kalna de Gauridas se ha arruinado.

 

Entonces, aquellos que son grandes devotos no piensan tanto en los edificios y en las cosas - ellos solo quieren servir al Guru, quieren distribuir el mensaje de su Gurudev, el mensaje de su Guru Maharaj. Eso es lo más importante, el más importante principio apropiado para ellos.

 

Debemos pensar en el servicio, debemos pensar en la prédica, debemos pensar en las almas jiva. Estas son las cosas más importantes para nosotros.

                                     — : • : —

 

 Publicado originalmente en: http://scsmathinternational.com/guidance/2018/180908-TrialsAndTribulations-2.php

    Traducido por: Mohita Krishna das

 

 

Tags: 

Contenido relacionado: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos