Pavitropana Ekadasi

Miércoles, 22 Agosto 2018 - 3:30am

Ayuno de granos.

(*) El día puede variar de acuerdo a su localidad, consulte a las autoridades locales.

Recomendaciones de Srila Bhakti Sundar Govinda Dev-Goswami Maharaj para cumplir Ekadasi

(De una carta a Sripad Janardana Maharaj, 28 de Junio 1999)

En Ekadasi todas las frutas y raíces pueden ser tomadas, a excepción de la remolacha, zanahorias y tomate. Tampoco es bueno comer espinaca, col (repollo), ni lechuga. En ninguna parte se menciona el coliflor porque no existía en esos tiempos, pero vimos que Srila Guru Maharaj lo permitió. También es aceptable la calabaza (auyama), calabacín y otras clases de calabaza. Después de todo, las raíces y las frutas son el estándar, así habrá que considerar lo que sea bueno. Sobre las especies en Ekadasi, Srila Guru Maharaj dijo: “raíz de jengibre, comino, pimienta negra ¡y nada más!”.

De hecho, en Ekadasi simplificaremos nuestra comida, no tomaremos ni mucha cantidad ni mucha variedad. Generalmente un subji, algo de tapioca, un poco de chana (queso fresco de leche) o leche, quizás algunas badam bhaja (nueces), y frutas. Ese es el estándar.

Tuyo afectuosamente

Swami B.S. Govinda

 

 

Historia:

Maharaja Yudhisthira dijo: Oh, Madhusudana!. Oh, destructor del demonio Madhu!, por favor se micericordioso conmigo y describe a mi el Ekadasi que ocurrio durante la quincena del mes de Sravana (Julio - Agosto).

El Supremo Señor Sri KRSNA respondio: Si, Oh, rey!, yo voy felizmente a narrarte sus glorias a tí por esto por escuchar acerca de este sagrado Ekadasi uno obtiene el mérito de ejecutar un sacrificio de Caballo.

Al amanecer de Dvapara Yuga allí vivía un rey de nombre Mahijita quien gobernó el reino de Mahismati Puri. Porque él no tenía hijo, su reino entero le parecía totalmente triste a él.

Un hombre casado que no tenía hijos no conseguía felicidad en esta vida ni en la próxima. Por un largo tiempo este rey trató muy fuerte de obtener un heredero pero no le fue posible Viendo sus años pasar el Rey Mahijita se volvió intensamente ansioso. Un día le dijo en una asamblea de sus consejeros: Yo no he cometido ningún pecado en esta vida. Yo nunca he usurpado las ofrendas de los semidioses o brahmanas.
Cuando yo ejecuté guerras y conquisté reinos yo seguí las reglas y regulaciones del arte militar y yo he protegido a mis súbditos como si ellos fueran mis propios hijos. Yo castigué hasta mis propios parientes si ellos rompian la ley y si mis enemigos eran gentiles y religiosos yo les daba la bienvenida. Oh, almas nacidas por segunda vez!, si yo soy un religioso y seguidor fiel de las normas Vedicas aún mi casa esta sin ningún hijo. Bondadosamente dime la razón de esto.

Escuchando esto los consejeros brahmanas del rey discutieron el tema entre ellos mismos y son los variados asramas de los diferentes sabios. Ellos fueron a un sabio que era austero, puro y auto satisfecho y quien estaba estrictamente observando un voto de ayuno. Sus sentidos estaban completamente bajo control, había conquistado su ira y el era experto en ejecutar su deber ocupacional. El gran sabio era experto en todas las conclusiones de los Vedas y él había extendido su espacio de vida al Señor Brahma mismo.

Su nombre era Lamasa Rsi y él conocía el pasado, el presente y el futuro. Después de cada Kalpa un pelo de su cuerpo se desprendía.

Todos los consejeros Brahmanas del rey se le acercaron muy felices uno por uno después de ofrecerle sus respectivas reverencias. Cautivados por esta gran alma los consejeros del rey Mahijita ofrecieron reverencias ante él y le dijo mucho respeto: Solo por nuestra gran fortuna, Oh, sabio!, nosotros hemos sido permitidos de verte.

Lamasa Rsi les dijo: Por qué ustedes han venido aquí? Por qué ustedes me estan orando? Yo podría hacer todo para ayudarles, Yo puedo resolver sus problemas, pero los sabios solo tenían un interés: ayudar a otros. De esto no hay ninguna duda.

Los representantes del rey dijeron: nosotros hemos venido a tí, Oh, exaltado sabio!, para preguntarte por la ayuda en resolver un serio problema. Oh, sabio!, tú eres como el Señor Brahma no hay mejor sabio en este mundo que usted. Nuestro Rey Mahijita esta sin hijo y él nos ha sostenido y nos protege como si nosotros fueramos sus hijos. Nosotros viendole así infeliz, nosotros lo hemos visto muy triste.

Oh, sabio!, de esa forma nosotros hemos entrado al bosque a ejecutar severas austeridades. Por nuestra buena fortuna nosotros nos hemos encontrado. Cada deseo de nostros y actividades se vuelven satisfechas por su darsana: De esa forma nosotros humildemente le preguntamos como el rey puede obtener un hijo.

Escuchando estas sinceras palabras Lamasa Rsi se absorvió en profunda meditación por un momento y una vez entendido la vida previa del rey. Entonces él dijo: Tu gobernador era un mercante en su vida pasada y sintiendo su riqueza insuficiente El cometió semillas pecaminosas. El viajó por muchos pueblos para comerciar sus mercancias. Una vez al medio día después del Ekadasi que duró durante la quincena del mes de Jyestha él se volvió triste viajando de un lugar a otro. El fue al estanque cerca de los árboles de un pueblo, pero justo como él estaba cerca de tomar en el estanque una vaca llegó allí con su recién nacido ternero.
Estas dos criaturas estaban también muy sedientas por el calor pero cuando la vaca y su ternero empezaron a tomar, el mercante rudamente les empujó al lado y egoistamente apagó su propia sed.


Esta ofensa contra una vaca y su ternero ha resultado en su rey estar sin un hijo ahora. Pero las semillas buenas que el ejecutó en su vida previa le ha dado ser gobernador a un tranquilo reino.

Escuchando esto los consejeros del rey replicaron: Oh, renombrado Rsi!, nosotros hemos escuchado que los Vedas dicen que uno puede anular los efectos de los pasados pecados de alguien por adquirir mérito. Se así misericordioso para darnos alguna instrucción para que los pecados del rey puedan ser destruídos por favor dale tu misericordia para que el principe pueda tomar nacimiento en su familia.

Lamasa Rsi dijo: Hay un Ekadasi llamado Putrada Ekadasi que comienza durante la quincena del mes de Sravana. En este día todos ustedes incluyendo su rey deberían ayunar y permanecer despiertos toda la noche extrictamente siguiendo las reglas y regulaciones. Entonces ustedes podrían dar al Rey cualquier mérito que ustedes ganen por este ayuno. Si ustedes siguen estas instrucciones mías, él podría seguramente ser bendecido con un buen hijo.

Todos los consejeros complacidos de escuchar estas palabras de Lamasa Rsi y ellos todos le ofrecieron sus grandes reverencias al escuchar estas palabras. Entonces sus ojos brillaron con felicidad ellos retornaron felices a su hogar. Cuando el mes de Sravana llegaron los consejeros del rey recordará el aviso de Lamasa Rsi y bajo su dirección todos las ciudades de Mahismati - puri como también el rey ayunaron en Ekadasi. Y el próximo día Dvadasi, los ciudadanos ofrecieron sus méritos a él. Por la fuerza de todo este mérito la reina se quedó en cinta y finalmente dió nacimiento a un hermoso hijo.

Oh, Yudhisthira!, Señor KRSNA concluyó: Al observar el Ekadasi que comienza durante la quincena del mes de Sravana de ese modo se vuelve famoso como Putrada (concededor de un hijo).
Quienquiera que desea felicidad en este mundo y en el próximo podría ciertamente ayunar de todos los granos y legumbres en este santo día. De esa forma quienquiera que simplemente escucha las glorias de Putrada Ekadasi se vuelve completamente libre de todos los pecados es bendecido con un buen hijo y seguramente ascienden al cielo después de la muerte.

De ese modo termina la narración de las glorias de Sravana Sukla Ekadasi o Putrada Ekadasi del Bhavisya uttara Purana.



 

Event type: 

Tags: 

Artículos recientes

Subscribe to Artículos